Baila para mí, Catherine – dijo Robert. No puedo maestro – respondió la bailarina, por qué – insistió Doisneau. Está todo destruido en su atelier.

Esa tarde sacó su cámara del lugar habitual y buscó el mejor ángulo, mientras yo miraba las paredes a punto de colapsar, retrató mi tristeza de forma disimulada. Insistía en verme bailar, a lo mejor sentía lo mismo que yo, esa desolación había que borrarla con lo mejor de nuestro arte.

Baile sólo para él y la cámara no pudo seguir mis pasos, de puntillas parecía borrar las heridas del alma, de su estudio y de mi corazón.

Anuncios

Un comentario sobre “Imaginario de Robert Doisneau

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s