Detrás de una copa de agua,
luego de unas casas
encontrarás la carretera,
para llegar a la ruta 68.

Verás atravesar la cordillera de la costa,
el clima cambiará según la estación,
un valle, un peaje y viñedos te detienen,
ralentizan tu mirada, el verde incesante.

Delante de la avenida,
siguiendo al sol
verás el sonido del mar,
porque sabes está en esa dirección.

Un aviso de ruta indica, Algarrobo,
pero no te suena a playa, continúas,
Valparaíso o Viña del Mar, hueles la sal
inundando tus sueños de arena y viento.

El dorado del atardecer,
crea un imaginario mar,
donde miles de personas
no piensan en las olas.

Ya estás sobre la imagen dibujada,
cientos de kilómetros en un par de versos,
nos saltamos semáforos, asfalto y transeúntes,
sin dejar de mencionar la fauna de cada esquina.

Te sigo mirando
desde el séptimo piso
en un edificio con vista a ti,
te imaginé y me inunde de poesía.

El mar se recoge hasta la última gota de luz,
las olas estáticas, la sal inmóvil y el aire
se despide entre edificios ficticios y dunas,
todo en una postal, un recuerdo del verano.

Anuncios

2 comentarios sobre “El mar detrás de una imagen

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s