Amo su piel cuando me nombra.


La
miro desde lejos, la toco hasta adentro.


Curvatura
que se extiende como sombra.


D
e mi boca trasciende la palabra que siento.

Sus voces me viven y reclaman el ahora.

Caderas al cielo de los deseos vivencio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s