Salí al campo
– a empaparme de vida –
recorrí callado
– con el frío desaparecido –
mis pies aprendieron
– hacer de la senda –
de la divina providencia.

Admiré su colorida
– fragancia de frutillas –
profunda humedad
– rocío de la mañana –
luego mis manos arrojadas
– mezcla de tentación –
penetraron la frondosa armonía.

Seducido a cuentagotas
– el aroma del silencio –
fijé mis ojos en la vertiente
– dejaba respirar mi alma –
arrodillé mi esencia y bebí
– ahí el amor brotaba –
el momento fue mágico.

Anuncios

2 comentarios sobre “Salida de campo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s