Imaginario de Paz Errázuriz tres

Paz Errázuriz – La manzana de Adán

Todas las mujeres merecen nuestro respeto, incluso los que tarde se dieron cuenta en serlo.

Anuncios

Historia de amor, ella me describe, trece de enero

Ese día tus ojos incrédulos giraban en torno a todo,
[sin embargo el verdor de los tuyos era un mar]
y los nervios te brotaban por todo el cuerpo
[mientras tu piel temblaba toda junto a la mía]

Hasta que pudiste fundirte en mis ojos
[nade por tu alma y ahí viví, y ahí bebí]
Y de allí no te despegaste
[en casa es un lugar, una boca, una lengua]
Se multiplicaron los minutos
[inventamos el tiempo, el nuestro]

La gente que pasaba era solo un fondo de escena
[era viernes podríamos escuchar Friday i’m in love]
Y fuimos uno en todos los sentidos
[desde arriba hacia abajo, hacia dentro]

Y nos quedo más claro nunca,ese bendito día
[había un concierto de besos]
en que nos vimos no fue una simple casualidad
[el eco viajaba por nuestros cuerpos]
No fue un capricho del destino
[había amor, había una búsqueda, urgencia]

No fue una paradoja riéndose de nuestro futuro
[el pasado cerró los ojos]
Fue el futuro eligiéndonos para un nuevo comienzo
[el presente nos agitaba]
Y allí en tus brazos encontré mi hogar,
[me hice nido para tu corazón]
y sé que en mi mirada encontraste tu paz.

The Women of Manara parte tres

Milo Manara 1995

Ahora bien, si giras su celestial figura
tienes a las mujeres de Manara
por delante y estás justamente donde te quiere, arrodillado, a sus pies, y los demonios despiertan.

La besas obvio,
comienzas a enloquecer
porque aún no te he descrito
su propia locura
eróticas / sexuales / independientes / vitales, se dejan seducir
para luego dominarte.

Subes por sus piernas, y,
la escuchas gemir [no te intimides]
hueles su infinita demencia [prosigue]
recién estás en las rodillas [keep calm]
el volumen preciso de sus muslos [get crazy]
sin avisarte separa sus piernas [be quiet]
decides seguir al centro [can you feel it]
te afirmas de sus caderas [don’t be afraid]
llegas a donde todo es paz [smell like fruit]
su sexo arde, palpita y clama [just one kiss]

En ese momento, todas las mujeres de Manara cobran vida, te toman del mentón y de una bofetada te despiertan, has babeado soñando con la descripción de cada una de ellas.

¡¡ Vamos hombre despierta !!

que esto es un poema nada más,
no te hagas ilusiones,
que estas mujeres no son de verdad.

The Women of Manara parte dos

Milo Manara 1995

Sin embargo cuando vuelves
a sus hombros y describes lo siguiente,
las palabras parecen tomar otra dimensión, vuelan en volúmenes endiosados, todo un preámbulo necesario.

Desde la espalda hasta los glúteos, puedes, contar y tocar cada una de sus costillas, saltar en Bungee cuando la cintura se conecta con las caderas,
puedes enloquecer mientras caes,
ese sinuoso y contorneado precipicio.

De ahí en adelante, el descenso
por ambas piernas
es mecánica de precisión,
son dos joyas sugerentes,
moldeadas de trazo en trazo,
dibujadas con tal maestría
que podrías abrazarlas,
entregarte a sus designios,
beber / morder / lamer.
Aún con hambre y sed
no logras saciarte de su belleza,
finas / delgadas / largas / indomables
hasta que llegas a sus pies rendido.

Debes entregarte al detalle mínimo,
sin dudas estás ante la obra
de Michelangelo del papel y el lápiz,
habrá parte alguna sin detallar, ninguna.

The Women of Manara parte uno

Milo Manara 1995

Las prefiere de pelo largo
frondoso / despampanante
un sello distintivo, sus rulos
vivos / interminables.

Luego su rostro se caracteriza,
ojos indomables,
pómulos esculpidos,
labios delgados pero carnosos,
mentón fino y brillante
cejas dibujadas de hermosas,
frente precisa e intuitiva.

Desde sus hombros hasta sus pies
una diosa del grafito aparece,
sus clavículas delgadas
dan armonía y tranquilidad.

Cada uno de sus brazos
una fina obra de arte contemporáneo
sin darte cuenta llegas a sus dedos,
ahí estás atrapado,
filosos y delicados a la vez,
suaves y seguros también,
has soñado estar entre ellos
y en un apretón perder el aire.