Desafortunado

Milo Manara

La miré al pasar,
Hasta el viento iba más lento que ella,
O simplemente caminaba detrás de su perfume,
El cabello negro y rizado
Hacia bucles en mi mente.

Nunca supe
si seguía en mi cama durmiendo
Nunca supe si estaba en el bar ebrio
Nunca supe si era un sueño
Nunca supe si era su pesadilla.

Pues la comencé a seguir
En sus caderas colgaban mis ojos
Desde su cabellera larga
Hasta los tacones altos
Quedé suspendido,
Levitando
Soñando
Babeando directamente.

Ya con el sol en la frente
Pude distinguir
Sus ojos demoníacos
Sus labios perfectos
Sus manos finas
Todo lo que un hombre afortunado merece.

Sin embargo
Ese hombre
La esperaba
En el bar de siempre
A la misma hora
Con el mismo elegante smoking,
Y ese hombre no era yo.

Anuncios

Loca

Milo Manara

Ella está loca y lo sabe, disfruta de esa efervescencia, las chispas en sus ojos, en sus labios rojos y brillantes,
sus manos delgadas como el humo que sale de su boca.

Camina, da sus vueltas, nos mira y sin guiñar un ojo ríe a carcajadas, la observamos, va desde la rockolla hasta la pista, comienzan la guitarra y la batería, ella espera la voz de JT Coldfire, sus caderas saben cuándo entra.

Empieza a rondarnos, a mostrar sus atributos, pero ustedes pensaran, sus dorados pechos, sus piernas interminables o su trasero apoteósico, sus brazos delicados y la cabellera rizos de oro.

Sin embargo en su conjunto, la bella, la loca, nos lleva por la letra, por la guitarra y la cadencia de los platillos, del piano, no te das cuenta.

Pero ya nos tienes en sus manos,
comenzamos a llenar copas y la ronda acaba cuando el rookie cae drogado por su belleza, por el alcohol, por la música que nunca termina.

Domingo de Pink Floyd – Cluster one

 https://youtu.be/XRqrpfzpTaA

Camino con mis manos abiertas y siento el roce de las espigas de trigo, en un campo pianos lentos, siento sus notas alimentar el aire de paz en blanco y negro, sigo la ruta del sol, soy occidental cuando amanece y oriental cuando el día fenece. Llegar no es el problema, porque me sé conmigo, estiro mi alma, comparto algo de radiación a la piel y el canto de la nada inunda de pensamientos mis pasos.

Me veo en las cosas, en la arena, en los árboles, les pertenezco, no soy propiedad aclaro, soy parte del todo. Del caos que no entiendo, pero me ofrece la oportunidad de ordenarme según sus preceptos, vivir por sobre todo, ante todo y después de todo, ser con el verbo en la boca, chorreando por la piel hasta estremecer el alma.

Eres universo conmigo, como la mujer que amo en todas las mujeres, en sus rencillas con los hombres nos hacemos una explosión, un abrazo, un nudo en la garganta que suele desanudarse cuando las bocas son camino de paz, de reflexión y el silencio un zumbido con dirección al cielo. A ese escape sideral que nos une con todo lo que tocan nuestros ojos.

Mi destino alienado a la esperanza de la humanidad traza en el espacio y en el fondo del mar, la única oportunidad de salir adelante es con amor, como un racimo que expande su dulzor después de haber atrapado el sol en su interior, sólo así sobreviviremos a nosotros mismos, a nuestra propia y auto extinguible forma de vida.

Antes de Instagram – Werner Bischof

Buen sábado para todos, hoy comparto con ustedes a un fotógrafo Suizo Werner Bischof , pueden encontrar en su nombre enlace directo a Wikipedia donde hay más detalles sobre su vida, aunque murió a los treinta y ocho años de edad su trabajo es extenso y variado, siempre la figura humana centro de sus imágenes.

Autorretrato Werner Bischof, año 1954

¿ Qué piensan los fotógrafos delante de una cámara, qué motivo tiene el autoretrato ?

Edimburgo, Escocia año 1950, Werner Bischof

El partido de football estaba a punto de empezar y los perros serían como siempre, los fanáticos, los árbitros y los muerde pelota.

Edimburgo Escocia, 1950, pingüinos en su caminata semanal desde el zoológico

Imágenes como estas inspiran películas, “cuatro hombres de smoking”, “una tarde en el zoológico”, “conociendo Escocia” y “Madagascar”.

Muro de los susurros, Londres 1950

Después del muro de los lamentos y antes de la curiosidad mató al gato.

Historia de amor, lo que no se vió, trece de enero

Ese día viernes nadie nos vió
– mientras el sol calentaba –
¡¡ irradiábamos amor !!
– mientras la gente circulaba –
éramos el eje de la tierra.

Ese día trece nadie nos oyó
– mientras nuestros labios –
¡¡ hacían rugir de amor !!
– mientras nuestras almas –
las bocas que alimentaban pasión.

Ese tiempo relativo a los minutos
– mientras nos hacíamos parte –
si nos vió se hizo el sordo
– mientras éramos el conjunto –
esa hermosa locura de armarnos.

Ese día fué argumento el amor
– si nadie nos vió, fue por una razón –
éramos el perfume del sol
– si nadie nos vió, fue magia –
un instante previo a la eternidad.

Ven

Poema escrito en enero once del dos mil dieciséis, acá el link y por favor lean los comentarios de Natalia y Melba.

 http://wp.me/p3iFFk-rW

Voy amor en tu boca burbujeante,
lleno de espirales,
en rededor del ojo, circular,
de los colores en el vapor, soy.

La gota que suda, reza y ávida de muerte,
cae conmigo, en el seno mismo,
me tomas en cuna y un arrurrú cantas,
de tus brazos vacíos, safo.

Me paseo por tu vientre lejos del amor
y guías dulce el andar de los pájaros,
ese canto de aguas es afluente de pasión
sonríes en tu hábitat de mar.

La reina abre su vuelo,
en besos de sal se precipita,
concéntrica y dispersa, soy su eje
en la fragua del agua, diluvio
de bocas desnudas.

Superstar

Una cruz sexual
clava mis ojos,
su perdón solemne,
inquisidor a la vez,
desclava mi mente.

Precipicio visceral,
tangente habilidoso,
corredor perenne,
lagartija y pez,
escurridizamente.

Caen luces del mal
tu figura, mi pozo,
me hundo siempre,
intacta la fe,
desordenada y silente.

Llueve cristal
me sonrojo,
grabó en mi mente
el juego de ser
más allá lo evidente.

Domingo de Pink Floyd – Bike

Tengo una bicicleta para salir a pasear
– mientras sus rayos brillan de inoxidables –
en ella el aire se convierte en viento
– la vista es una linda canción –
despeina mi alma y las ideas del alma.

¡¡ Faster !!

El sonido de la rueda es eterno
– da más vuelta que mi sangre –
sin ir a ninguna parte me divierto
– doblo las esquinas a treinta por hora –
no me ves y eso es lo que deseaba.

¡¡ Faster !! ¡¡ more faster !!

Desaparece tan veloz como paso
– los objetos, las personas, los vehículos –
las ruedas son realmente mágicas
– los perros ladran aunque no me vean –
ellos saben hacer bicicletas como Hermes.

¡¡ Stop !!

Me bajo del mundo dijo Groucho Marx
– con la misma rapidez llegué a tierra –
desperté en la misma habitación de siempre
– el despertador comenzaba a sonar _
ya no hacen los sueños como cuando niño.