Afírmate,
aunque parezca al revés
yo, tu ancla de piel,
házlo abrazando fuerte
mi pecho para ti.

Sosténme,
aunque seas tú quien cae
yo, tus alas de miel,
la fotografía intacta
del movimiento perdido.

Ámame,
aunque sea yo quien se entrega
tú mi piel, mi carne fiel,
el momento exacto
para clavar cuchillos de quietud.

Mátame,
aunque todos escuchen tus súplicas,
tú mi daga, siempre mi daga,
el segundo preciso
para lavar mis nudillos de tu sangre.

Anuncios

2 comentarios sobre “Hold me

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s