Imaginario de un dieciséis de noviembre

Sus labios eran nubes, las quieres atrapar y cuando te das cuenta estás empapado de ellas.

Anuncios

Historia de amor, sus labios, dieciséis de noviembre

Hablar de sus labios,
describirlos,
es abrir un paréntesis
de similitudes y sensaciones.

Paso a explicar

Con la suavidad de la gelatina,
esponjosidad,
delicadeza,
dulce textura y
esquisita tersura.

Con la fragancia de la frutilla,
humedad,
leve resistencia,
refrescantes
hojas de menta.

Con la necesidad del manjar
(dulce de leche),
te empapas,
rebasas sus besos
impregnados de amor.

Besarla más de una vez,
amarla en cada beso,
quedarte con hambre y sed,
eso es parte de su boca.

Domingo de Pink Floyd – San Tropez

 https://youtu.be/Cv5uuhkS4j8

La vista es hermosa desde acá,
puedes ver la playa y sus regalos,
el viento, las olas y las banderas rojas,
un fin de semana parece poco.

Corren los años setenta
– te puedes bañar de noche –
la bohemia viene a descansar
– te llamarán “palomita blanca” –
huyen de la ciudad y para sorpresa
– los polizontes aman el mar. –

Puedes caminar por el malecón
– aunque nunca le llamas así –
ver como se quedan a acampar
– para nosotros será un paseo –
aquí el garbo se ahoga de tristeza.

Desde entonces nada es igual
– el glamour se fue a Viña –
– algo se quedó en Algarrobo –
en los balnearios del litoral
comes pollo asado con algo de arena,
el huevo duro con sal,
el pan de huevo y las palmeras,
los demás embelecos fuera.

Los veleros nunca llegaron a buen puerto,
acá la vida citadina, se comió Cartagena
a secas, porque nada tiene que ver
con la otra ubicada más al norte.

Antes de Instagram – Sergio Larraín

Una sola imagen

Bello sábado tengan todos los que de una u otra manera aprecian esta sección. Hoy presento al fotógrafo chileno, ya fallecido lamentablemente Sergio Larraín. En su nombre encuentra enlace directo a Wikipedia si desean más información.

Pablo Neruda en Isla Negra por Sergio Larraín

…y la miré como todos los días, sentí sus gentiles besos de amanecida, nunca supe que esa sería la última vez que la vería.

Feliz Cumpleaños BMGC

Feliz de haberte encontrado,
dichoso de conocer tu alma
que día a día entrega amor,
siempre da, siempre más.

Cumpleaños de vida y alegría,
porque dicen que los jazmines
sonríen en Cabrera
cuando después de la primavera
estás de aniversario.

Feliz de estar pegadito,
de haberte hace poco respirado,
embelesado por la fragancia
de tu respirar agitado.

Cumpleaños de paz y amor,
fascinante ruta de mirarnos
cuando los años querían guardarnos
entre las ropas viejas de la vida.

Feliz de saberte acompañada
de dos gemas que crecen
más que tú, más que yo,
solo ellas engrandecen tu labor.

Cumpleaños de armonía en tu corazón,
porque somos causa
de tu hermosa existencia,
de tu alegría y positiva persistencia.

Feliz porque siempre vuelas
entre el viento del día,
entre los álamos cercanos,
entre el corazón y la vida de mi mano.

Cumpleaños de revoluciones,
desde el ritmo de los deseos
que van marcando un nuevo rumbo,
uno donde somos todas las emociones.

Feliz de saberte parte de mi piel,
de lo dulce a borbotones,
de lo triste en pequeñas dosis,
de la vida haciéndonos uno.

Historia de amor, el cielo, dieciséis de noviembre

Uno, dos, tres… hasta el piso treinta, un pasillo y a mi derecha la puerta del cielo, de las terrazas y una voz pidiendo auxilio, ella con gafas de diosa y un fulgurante ojo verde, mirándome feliz y encerrada.

Su acento imperial inundaba mi alma de alegría, las mariposas vuelan alto y con fuerza agitaban mi piel, mi timidez llena de colores y ese brillo indescriptible que viajaba por mis venas, llenas de fe.

Luego la puerta se abrió y fue bienvenido, estar vivo y en el cielo a la vez me permite escribir este momento único y mágico, electrizante terraza, de tonos vainilla el cielo, simplemente recordé ese film.

Él mira y aparece Sofía, su mejor amigo, un abogado y el chico de soporte técnico, tienes dos opciones le dice el encargado, sigues durmiendo criogenizado o te lanzas desde el edificio y despiertas. Wake up.

Continuará…