Ámame dijo

La encontré un día
– desnuda la vida –
tendida en la cama
– desnuda el alma –
semi dormida
– desnuda mis ganas –
semi cansada.

Ahora la poesía se desliza por sus vértebras y continúa hasta sus nalgas con el aroma a sudor del amor.

Miro su cuerpo y la paz muerde su cuello con un halo y un te amo en la nuca, en sus hombros descansa mí boca y sus besos.

Antes de seguir deslizo mis manos por sus brazos, en este instante soy su sombra, su piel brillante es una deliciosa caricia.

Me vuelvo súbdito y beso sus pies, dedo por dedo voy deleitando mis labios con su piel, desde el talón hasta el empeine.

El tobillo es un tema aparte, porque morderé con la suavidad de un deseo que espera su turno y simplemente seduce con el silencio de la piel.

Su cuerpo me decía
– desnuda mi boca –
ámame de noche
– desnuda mi lengua –
cuando a las sombras
– desnuda la mirada –
nada más importa.

El silencio me oía
– crepitar entre sus gemidos –
rozar el tiempo
– encender el infierno –
con las yemas y las ganas
– cuando vas y vienes del deseo –
de quien vuelve a la vida.

3 replies to “Ámame dijo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star