Historia de amor, su mirada, dieciséis de noviembre

Siempre he escrito sobre sus ojos de amor, de esperanza y de fe. Desde esa mirada, suavizante de mí alma, delirio y picardía a la vez, jamás he comentado.

Invítame a tus ojos,
conduce mis deseos,
incita mi alma
a vivirte siempre.

Ríe con ellos
enciéndeme desde lejos,
regala ese momento
eterno desde tus pensamientos.

Indícame con sutileza
las ganas de tu mirada,
llévame adentro,
donde tu alma es un reino.

Sugiere con un guiño
dónde empiezo
si es en un abrazo
o un millón de besos.

Ese día su ojos detrás de las gafas oscuras pedían auxilio. Su mirada acompañó mis ojos, siempre incrédulos, siempre honestos, siempre nerviosos.

Leía en su mirada el amor dulce y el deseo fuerte, esa mezcla que incendia almas, corazones y pantalones, esas ganas verde esparanza amándome.

Les dije que estaba más cerca del cielo gracias a su mirada, a su alma, a esa sincronía de mi corazón y mis deseos, a esa locura viva de amarnos hasta con la mirada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star