Historia de amor, días como estos, veintinueve de marzo

Recuerdas la primera vez,
(besos que nunca dije te daría)
tú y yo nos mirábamos sin parar
(por más que abría mis ojos)
por fin tangibles y sensibles,
(roce tu espalda como evidencia)
jamás olvidaremos ese azar.

Segunda vez extraordinaria
(por fin nos tomamos selfies)
pues nos hizo bailar
(yo de magenta y tú falda tubo)
en medio del gentío que nada sabía
(nadie supo de nuestra existencia)
de nuestro amor a rabiar.

La tercera parecía la vencida,
(el corazón en la boca)
más cerca del cielo en la terraza
(mientras seguías atrapada)
donde encendimos la parrilla
(nos asamos lento y seguro)
con besos de carne y alma.

En la cuarta vez nos sorprendía
(las bolsas después del super)
una pena y compromisos faltantes,
(un camino que deseamos)
queríamos apurar el mundo
(vivir el resto de nuestra vida)
que nos falta por alcanzar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star