Historia de amor, planes, veintinueve de marzo

Nuestros planes no empezaron el diez, tampoco terminarán el veintinueve,
desde antes estaban escritos
con el mecanismo del amor exacto.

Llevar a cabo los pasos del andar bien
sobre caminos que se mueven,
sin duda parece haber descrito
el efecto mortal de la inercia intacto.

Sin embargo las fechas y los planes
se hacen esperar, se hacen vitales
cuando descrees en viejos sinos
sobre la suerte echada sin desafíos.

Aquí estamos envueltos en afanes
de salir adelante, de ser esenciales
en los pasos y su propio destino,
orgullosos de habernos elegido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star