Historia de amor, qué haremos esta noche, veintinueve de marzo

Recuerdas esa pregunta amor, tenemos la respuesta en el cuerpo, nos rozamos con las palabras, esa lengua y sus metáforas de calor.

La evidencia cae por el cuello, ese instante liberador de la piel en las palabras y su silencio hedonista, nada queda cuando hablamos.

Razón que es un palmo apoyándonos desde el alma y nos deja suspendidos, cual cable al cielo de donde venimos a la espera de piel y hambre.

Del sueño al encuentro, en cada paso escalofríos hermosos, así aprendimos a dejar la piel junto al alma, la sangre libre entre nosotros.

Amor que desconocido nos miró y con las luces de la coincidencia una oportunidad de vida mostró, la tomamos y de ella su fuerza única.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star