La tanga y yo…

Tenemos una rivalidad de por lo menos seis años, al igual con el mate, pero de éste no hablaré hoy.

Tanga que me hiciste mal
y sin embargo te deseo,
porque ocultas en tan poco
todo lo que con dientes anhelo.

Tanga en un vals te verías mal
y sin embargo en el bamboleo
te imagino y sueño como loco,
nunca he tenido entre mis manos.

Tanga vos que sabes gozar
y sin embargo es suplicio,
tú allá, ella allá y nosostros acá,
los duros de cabeza, resignados.

Tanga que sabes de mi mal,
mientras vos rozas toda la mar,
mis palabras intentan entrar
por el escote del alma veraniega.

Tanga yo no te deseo mal
y sin embargo serás la que sobrará
cuando llegue nuestra estival
temporada de amor y locura general.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star