Historia de amor, te cielo, veintinueve de marzo

— ¿Se pueden inventar verbos? Quiero decirte uno: yo te cielo, así mis alas se extienden enormes para amarte sin medida. — Frida Kahlo

Un verbo nuevo y es justo ése,
de proporciones infinitas,
de profundidad insondable,
de un intenso azul amor.

Entonces te cielo y la cordillera se sabe pequeña para los dos.
Te cielo y el andamiaje del corazón tiempo de furor.
Entonces te cielo y los días fueron uno multiplicado por un millón de besos.
Te cielo y el trémulo dolor desaparece al amanecer cuando te veo dormir.

Cuando te cielo las estrellas se aglutinan en la boca de la noche y expenden su plateada consistencia fosforescente.

Me sabes a miel y escarcha

Cuando te cielo me disparo en espiral sobre tu cuerpo y el amor fluye dentro, donde sentimos hasta la respiración.

Me sabes a piel y escarcha

Cuando te cielo junto los pedacitos, los mimos y las peleas de almohadas, de ketchup y mayonesa.

Me sabes a miel y escarcha

Cuando te cielo sé que tu amor es más y no me rindo ante la posibilidad de un empate entre los sexos allá en la mente.

Me sabes a piel y escarcha

Cuando te cielo el tiempo juega, canta y llora, pero no sé preocupa de nosotros, estamos en el patio de atrás saltando.

Me sabes a miel y escarcha

Cuando te cielo puedo ser tu felicidad y sonreír juntos.

2 replies to “Historia de amor, te cielo, veintinueve de marzo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star