Tan go go

Te la llevas con el cuento del vivo, aquí pasa nada y todos felices viste. Por dentro te arden hasta las venas y sos desgraciadamente feliz, pero vos sabés el proceso y además conocés la solución, de macanudo te las das y roncas despierto, también dormido.

La guita, la guita, te da vida, minutos de familia feliz, qué minutos, segundos loco, sos el títere y el titiritero de tu propia fantasía. Los querés a todos arriba de tu carrousel y no te das cuenta, en cada vuelta desaparece el miedo y el emborrachamiento inicial del viaje.

Luego con tus propias manos atas culpas y pegás un sticker de propiedad privada, pará loco, a dónde creés vas a llegar con esa actitud. Demente y manipulador, esos son los grados en esta corta vida de hombre protector. Pero la vida da pelea y revancha cuando menos esperás.

Sos de oropel negro, todo el esfuerzo es herencia, en qué parte del mate fundiste cables o contra qué piedra te pegaste, porque ya no eres el mismo de antes, pura máscara y risa de presidente en la cara. Imagino en la noche cuando vas a la durma y caen el cinismo de padre ejemplar, los elásticos han de doler.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star