Future stars slow (II)

En Inglaterra,
dejas el corazón en la banca
por unos aplausos
desgraciados,
aunque los silbidos
dan ánimo, sólo es eso,
una elocuencia
de tus letras partidas en dos.

Eres el mismo vagabundo
con su princesa descolorida,
entonces piensas
¡esto es el cielo!,
te calmas porque
puedes dormir y morir a la vez,
sin embargo,
vuelves a despertar
con el mismo agujero negro.

Juntas servilletas,
papeles olvidados
en libretas perdidas,
tienes un poema
repartido en tu mente,
pero juras
haberlo escrito
en alguna parte.

El alcohol ayuda,
el cigarrillo premia,
el frío recuerda,
la madrugada olvida,
la resaca se deleita,
la tos tira tus pulmones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star