Historia de amor, infinito, veintinueve de marzo

El tiempo es un juez implacable y la sentencia dura cuando de amor se trata, sin embargo hay algo infinito entre dos seres encontrados sin buscarse (parafraseando a Julio Cortázar). Pero quién sabe en cuántos instantes ciegos miramos un espejo y ése de enfrente no era más que una pesadilla repetitiva.

Hay quienes representan el amor con un símbolo como un ocho acostado y pienso será así la contemplación eterna del amor mutuo. Pues siento todo lo contrario al respecto, vibrar cual energía atómica, el simple roce entre moléculas de igual intensidad y en vez de explotar luego de la convulsión; sólo necesito saber cuánto crecemos juntos en el proceso.

Te amo Rulitos, en este momento cuando escribo, sólo represento en palabras íntimos sentimientos desde que te vi.

Te amo Rulitos, en el silencio observo tus movimientos, desde la acera en donde el corazón buscaba las venas para palpitar.

Te amo Rulitos, por nuestros amaneceres infinitos, desde que pude ver tu mirada entrando en mi alma.

Te amo Rulitos, entre sierras y cordilleras, desde la playa hasta la ciudad, gracias al viento y tus Rulitos al aire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star