París

París danzaba afuera esperándonos, apenas habíamos desembarcado, apenas vivíamos, todo estaba ahí sin nombre y sin historia…

Julio Cortázar – Rayuela capítulo 93, 1963.

Llegamos a una ciudad sin nombre,
donde debían haber esquinas
sólo un rostro nos habitaba.
Entonces pusimos ojos de papel
sobre letreros de lata.
Nuestras bocas a cuatro labios
eran avenidas al encuentro
del paseo inevitable.

La ciudad se mencionaba
por nuestros pensamientos,
cada edificio llevaba un sello
por inicial de nuestros nombres.
Ella hacía parques y casas,
hasta el bullicio llegaba a mis oídos
con la nitidez de la vorágine,
mientras yo pensaba en correr.

Desde las alturas las hormigas
movilizaban la ciudad,
el aroma dulce de la vida
venía desde la panza del hambre.
Mal hábito al devorar
el tiempo de construir sentido
entre nuestro pasatiempo,
suerte para los no ciudadanos.

Sin vivir la ciudad desaparecía,
luego las calles y la rutina
estaba siempre donde queríamos.
Aguardaba por nosotros,
la hermosa locura del buscar
para no encontrar e inventar
nuevos pasajes sin nombre,
edificios infinitos y éramos todo aquello.

2 replies to “París

  1. ¡Qué belleza inaudita! 🌹 Es dicha poder danzar entre tu versar. 💞 Arte que me gusta declarar como apremiante. 💜 Bellos días te deseo con mucho afecto. 🐇🎈

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star