A Manú el viajero (II)

Sus alas bajo un pisa sueños
llamado piedra negra,
aunque roza la panza
de la ciudad que lo estancó.

San Vicente, Burzaco,
Sarandí y el Palomar.
Viaje interno al occidente
de lo más oriental.

Dioses dentro de casa.
Bóveda celeste
siempre vestida de patria
para quien nunca viaja.

El amor y sus dopajes
para el mareo de alta mar
siempre lo dejaron
más cerca de tierra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star