La bailarina muerta

Una palabra se acerca,
murmullos de muerte,
de triste y ufana suerte
rondan nuestra puerta.

La bailarina olvida todo
cuando usa su traje,
desde las nubes
un bello rocío
embellece su aparición.

Una piedra en la alberca
da pasos antes inertes
pero se hunde alegre.
La vida es una afrenta.

La bailarina vive a concho
su dócil linaje,
hasta la luna
en libre albedrío
baja a contemplar con emoción.

Una palabra nos comenta
aquí ya una bailarina
que en otra vida fue cisne,
pero antes fue alma,
depositario de esperanza.
Ella rondaba gracias al aire
entre soles durmientes,
entre nubes fascinantes,
donde la luna aprendío a bailar.

Esta bailarina nos recuerda lo realmente importante en la vida. Esa magia la llevamos dentro pero también debemos liberar
aunque esa danza nos lleve a la muerte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star