Historia de amor, me quedo con tu voz, todos los días

Me quedo con tu voz, agazapada
entre mis vértebras, resonantes
hasta la médula del pensamiento
florido, donde vibran recuerdos.

Le otorgo a tu voz el poder:
de restaurar el orden de mi cuerpo,
de friccionar palabras nuevas,
de expandir inquietudes dormidas.

Cuando tu voz de caracola
me envuelve, en su espiral
de azaroso dulzor, transfiero
todas mis palabras a la piel.

Levito contra las paredes
de tu eco y almidonado
por completo me uno
a la vibración delirante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star