Historia de amor, por mi seguridad, todos los días

La bruma da paso al cuerpo y tu boca sigilosa reina, con su mar tibio en mi espalda tuerce el tiempo, entonces, no sé qué día es y la locura del momento me hace recitar poemas de sábado

Viajo por tu boca y es el enlace apoderado de mí.

Me tomas con ambas manos y me siento sostenido, elevado, a la vez te afirmas de mí y nada más que vacío nos tiene enfrentados a la idea de caer si alguien por exceso de confianza o falta total de ella.

En tus manos, el eje de mi carne agitado por deseos y necesitado por amor nos resuelve en paz. Ése ir y venir se acerca al precipicio, me dices — por tu seguridad me sostengo fuerte y te muevo despacio — elevas la mirada para terminar con una frase entre tus labios — pero no siempre seré así —

Continuará…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star