Historia de amor, almohadas, todos los días

A la hora del lamento acerca su almohada junto a la mía, escucho el eco de un rezo argento y me hago de su voz cuando besa las sábanas.

Allá o acá es lo mismo. Giramos hacia el mismo lado de la cama cuando en penumbras nos nombramos al mismo tiempo.

Nuestra necesidad se llama urgente y sólo nos pide lo de siempre; un pronto tú y yo uno encima del otro o de las mil formas del amor y el sexo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star