Historia de amor, ríos, todos los días

Hablemos de ríos diría Raúl Zurita

Soy afluente del cielo
donde el azul
es nuestro verde,
ahí tus ojos cual río
desembocaron
en los míos.

Fue el torrente
un caudal
donde la cordillera
nada pudo detener,
tu corazón un murmullo
a cañón sin freno.

Al ruido de rocas
acompaña el rocío,
al sonido de bocas
ensalaza
un río,
de besos el mar.

Llegaste en una curva
de tus labios alegría
cuan suave, cuan lento,
desde el primer
encuentro
fuimos río.

¿Qué nombre llevaríamos de ser la fuerza más potente de la naturaleza?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star