Éxtasis

Cayó maduro el deseo
— aroma ácido —
el calor de sus labios
— impregnaba ardor —
todo se corre veloz.

Por el cuello el apetito
— abultado y jugoso —
en la garganta libre
— una caída lenta —
el hambre no alcanza.

¿Pudiste sentir eso?
— entró y salió —
tan rápido el fulgor
— intrépido y sagaz —
nada como el placer.

Nada y nada; el verbo
de las cosas ardientes
nos coge con la lengua
acomodada a piacere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star