Historia de amor, antes de ayer

Photography by Magdalena Franczuk

Un recuerdo añejo traigo en mis ojos.

Mis primeros pasos fueron sin memoria y así seguí hasta grande. Aunque ayuda siempre tuve de mis padres.

Una noche desperté y me asusté con la sombra atroz de un inofensivo juguete; era un hermoso y voluminoso tren.

Los recuerdos salían de su boca y comenzaban a grabarse en mi corazón; los regalos poseían un pegamento firme.

Pero ser abuelo de mascotas fue una comunión con la naturaleza de sus vidas; hasta hoy juegan en mis ojos unos cachorros.

¿Nos quedarán recuerdos después de esta vida?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star