Historia de amor, diamantes dormidos (IV)

Photography by Magdalena Franczuk

Me fundé con sierras parapetadas
en mis ojos de barro y miel.
Mis raíces fueron creciendo
sigilosas en el verde de tus ojos.
Había luz y calor al principio
donde el mar se descubría,
donde todo es vida gracias a ti,
donde todo se movía por ti.

Me creció el cielo y hubo aire
en los pulmones, gracias a un beso.
Me llamó por un nombre inventado
cuando aún no tenía etiqueta:
el amor, el deseo, la paz y la noche.
Me hizo de barro y mares
que conocería después de mí.
Pez en sus ojos de Río Cuarto.

Me perdí en el desierto.
A tu voz regreso.
Quedé dormido
como diamante muerto.

En medio de la luz
tu voz de agua llama.
Tiendo el cuerpo
en un brazo de agua.

Encontré las palabras
despertar en tu boca,
con ella vuelvo a vida,
en ella vuelo arriba.

Me quedaré así
amor de cada palabra vivida.
Me quedaré feliz
porque me encontraste.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star