Weird fishes

El río no llegó al cuerpo.
En bálsamos dulces
quería parecerse
a esa paz de los muertos.

La sangre nos atravesó
sin romper la armonía
de las venas; de las cosas
vivas era su ejemplo.

El polvo se convirtió
en equilibrio junto
al aire triste y caluroso;
algo surgía con la muerte.

Los colores envejecen
ante nuestros ojos;
algo que la vida dejó
en manos de unos pocos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star