Historia de amor, a un palmo

Photography by Magdalena Franczuk

A un palmo, imposible.
Levanto mis brazos
en dirección hacia la cordillera.
Llego a Mendoza, luego
a San Luis y con el viento
en la punta de mis dedos
sé Río Cuarto.

A un palmo, tu cabellera primero.
Tus hombros graciosos
conocen el peso del Sol,
aunque las marcas débiles
esperen el verano,
una carrera a campo traviesa.
Mar de las pampas.

A un palmo,  sonrisa siempre.
Acerca todo a tus labios
que conocí frescos y nerviosos.
Nada se aleja desde tu respirar,
cuando invito los pliegues
a recorrer el tiempo sin perder
de vista tu paz.

A un palmo, tu corazón,
ése hilo de alegría y tesón,
una fragua lenta en mi pecho.
Abrigo de esperanza única.
La vida nos premia
con un latido más
para amarnos siempre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
close-alt close collapse comment ellipsis expand gallery heart lock menu next pinned previous reply search share star