Imaginario de Herman Leonard

Almost blue es una interminable canción sobre el tedio en una relación, algo que duele más es saberlo y vivirlo a diario.

Anuncios

Antes de Instagram – Herman Leonard

Feliz sábado para todos, incluso a los que duermen e incluso a los que hacen ejercicios y no alcanzarán a leer. Herman Leonard es un fotógrafo dedicado a retratar a los músicos del jazz. Les recuerdo que las frases al pie de cada fotografía pertenecen a mi inspiración.

Encontrarán más información en su página web.

http://hermanleonard.com/

Johnny Hodges by Herman Leonard, París 1955

Cuando la música es esa bocanada de inspiración y una vez en el aire es adición.


Nat King Cole by Herman Leonard, NYC 1949

Con una sonrisa al principio y final de cada actuación la música sabe a la razón de la felicidad.


Miles Davis by Herman Leonard, Montreux 1991

Mil gotas de sudor junto a miles de notas musicales y el aplauso, parecen ser la droga de la vida.


Art Tatum by Herman Leonard, Los Ángeles 1955

Lo que un hombre necesita es la fe en su música.

Costilla

Música de Hans Zimmer para la película Interestellar.

Princeton University Ballet

Coreografía de Veronica Edwards

“La mujer proviene de la costilla del hombre.”

Tímida

una promesa dormida
un pensamiento por crearse
miles de preguntas en gestación
miles de pasos sin dar.

No es la sombra

Está ahí
sin saber a dónde ir
intuye / huele / escalofríos
la costilla respira
los sextos sentidos.

Levanta tu mirada

Ahora las respuestas
hacen una enciclopedia
sus dedos adiestrados
tuercen nuestra realidad
– es suya la pregunta –
la vida se hizo mujer.

Entonces anda

Haz el camino del hombre
guía / conduce / crea
con el universo aliado
las estrellas brillan cada noche
fugaz / deseo / sean
sal del hombre para apoyarlo
para ser protegida
nunca herida.

La daga

Llegan al templo
huestes / hordas / vulgo
la sed de la carne afilada
nada sacia a su paso
la mujer blande su cuerpo
esquiva solo el aire,
recibe
noble,
acude
al silencio,
la gota riega la tierra
– multiplicados los sin sentidos –
cruz / penitencia / evidencia
una mordaza de siglos
rompe el letargo,
ve / vuela / vive.

El sueño

Una cúpula
esa esfera de dos
comparten el mismo espacio
unir / respirar / ser verbo
ambos sostienen
manos / pies / corazón
eslabón de un sueño
abrazo de almas iguales
un salto interior
un apoyo exterior
inicia
devela
sugiere
invita
la danza completa
la unidad básica
la necesidad eterna
la vida nace con amor.

Un hombre

Un hombre y  consecuencias, ¡¡ eso es un hombre!!, encender un cigarro y dejar esa estela de humo y sudor, no mirar atrás cuando el pasado se esfuma en tu boca, olvidar lo que no merece ser recordado, ¡¡eso es un hombre!!

Entonces creces con la frente firme ante el sol ¡¡eso es un hombre!!, comienzas a rodar entre cantinas y piernas suaves, sin pudor, las besas y luego te vistes, el dinero cae con tristeza y tu una roca,
caminas con la tarde a tus espaldas y piensas ¡¡eso es un hombre!!

La vida es un cerillo cuando eres pequeño, enciende con fuerza,
para después se convierte en un cigarrillo, te consumes en ella
sin embargo en la adultez, solo queda el filtro si eras de los precavidos
un hedor rodea tu existencia, los pecados son tu alquitrán, tu nicotina.

Mamá, dónde estás, por qué no me golpeaste como papá ¡¡ese es un hombre!! te digo madre voy a necesitar un buena bofetada como las que recibiste, por Dios que tiene suerte ese hombre del cual llevo su apellido, te digo madre ahora el muy afortunado duerme bajo seis pies de tierra.

No te lleves mis poemas

Inspirado en el poema de Charles Bukowski – A la puta que llevó mis poemas

Ella la última chupa del mate,
la Salieri del güea,
obvio, la vivaracha.

La que nunca quebra un huevo,
pero por docena la han visto,
usa guantes,
se ríe en la fila,
si mi cabo, ésa misma me cagó.

O sea, uno escribe,
uno conversa
consigo mismo,
pregunta al aire
pero a ella no le importa.

Digo no le importaba,
pero fue lo único,
nada más,
tengo la billetera
con suerte hay diez lucas.

Qué si valen algo,
Qué sé yo,
pregúntele a ella,
no le venga con el grupo
del recuerdo sentimental.

Por último yo veré
qué hago con esos papeles,
son míos,
están con mi firma
fíjese, un caballo.

No oficial,
yo no apuesto,
yo no bebo,
no ando de bar en bar,
no meto a cualquiera a la pensión.

Esas botellas,
¡¡ no son mías !!
de seguro las compró
cuando andaba buscando trabajo,
quería decir en el trabajo.

Desafortunado

Milo Manara

La miré al pasar,
Hasta el viento iba más lento que ella,
O simplemente caminaba detrás de su perfume,
El cabello negro y rizado
Hacia bucles en mi mente.

Nunca supe
si seguía en mi cama durmiendo
Nunca supe si estaba en el bar ebrio
Nunca supe si era un sueño
Nunca supe si era su pesadilla.

Pues la comencé a seguir
En sus caderas colgaban mis ojos
Desde su cabellera larga
Hasta los tacones altos
Quedé suspendido,
Levitando
Soñando
Babeando directamente.

Ya con el sol en la frente
Pude distinguir
Sus ojos demoníacos
Sus labios perfectos
Sus manos finas
Todo lo que un hombre afortunado merece.

Sin embargo
Ese hombre
La esperaba
En el bar de siempre
A la misma hora
Con el mismo elegante smoking,
Y ese hombre no era yo.

Loca

Milo Manara

Ella está loca y lo sabe, disfruta de esa efervescencia, las chispas en sus ojos, en sus labios rojos y brillantes,
sus manos delgadas como el humo que sale de su boca.

Camina, da sus vueltas, nos mira y sin guiñar un ojo ríe a carcajadas, la observamos, va desde la rockolla hasta la pista, comienzan la guitarra y la batería, ella espera la voz de JT Coldfire, sus caderas saben cuándo entra.

Empieza a rondarnos, a mostrar sus atributos, pero ustedes pensaran, sus dorados pechos, sus piernas interminables o su trasero apoteósico, sus brazos delicados y la cabellera rizos de oro.

Sin embargo en su conjunto, la bella, la loca, nos lleva por la letra, por la guitarra y la cadencia de los platillos, del piano, no te das cuenta.

Pero ya nos tienes en sus manos,
comenzamos a llenar copas y la ronda acaba cuando el rookie cae drogado por su belleza, por el alcohol, por la música que nunca termina.

Domingo de Pink Floyd – Cluster one

 https://youtu.be/XRqrpfzpTaA

Camino con mis manos abiertas y siento el roce de las espigas de trigo, en un campo pianos lentos, siento sus notas alimentar el aire de paz en blanco y negro, sigo la ruta del sol, soy occidental cuando amanece y oriental cuando el día fenece. Llegar no es el problema, porque me sé conmigo, estiro mi alma, comparto algo de radiación a la piel y el canto de la nada inunda de pensamientos mis pasos.

Me veo en las cosas, en la arena, en los árboles, les pertenezco, no soy propiedad aclaro, soy parte del todo. Del caos que no entiendo, pero me ofrece la oportunidad de ordenarme según sus preceptos, vivir por sobre todo, ante todo y después de todo, ser con el verbo en la boca, chorreando por la piel hasta estremecer el alma.

Eres universo conmigo, como la mujer que amo en todas las mujeres, en sus rencillas con los hombres nos hacemos una explosión, un abrazo, un nudo en la garganta que suele desanudarse cuando las bocas son camino de paz, de reflexión y el silencio un zumbido con dirección al cielo. A ese escape sideral que nos une con todo lo que tocan nuestros ojos.

Mi destino alienado a la esperanza de la humanidad traza en el espacio y en el fondo del mar, la única oportunidad de salir adelante es con amor, como un racimo que expande su dulzor después de haber atrapado el sol en su interior, sólo así sobreviviremos a nosotros mismos, a nuestra propia y auto extinguible forma de vida.

Almost Blue desde dentro

Chet Baker and Teddy Charles, Pasadena. William Claxton, 1953

El piano triste
junto a la trompeta infeliz
por más que los músicos
hicieron vibrar sus instrumentos
ellos regalaban notas blue.

Cuatro manos y una boca,
sus labios fuertes,
sus pulmones airosos,
las blancas y las negras,
sólo eran armonía saudade.

Luego una batería tranquila,
sabía de ritmos acordes,
tímida y casi muda,
se deslizaba esperando
la voz y su nueva melancolía.

Ahora entendemos bien,
cada frase enmudecía
entre el piano y la trompeta,
sólo la tristeza sonaba feliz,
aterciopelada soledad.

Navegantes

El tema elegido corresponde a una banda de Islandia llamada Sigur Rós y es una de mis preferidas.

https://youtu.be/UXfIQNckyb4

El horizonte frío nos besaba las mejillas, se partían las manos de apretadas entre si y el mar mojaba todo.

El alma conocía los dolores pasados y rogaba por paz, lograba mantenernos cohesionados al cuerpo, a la embarcación estábamos condenados.

Se recogía la soga [la tierra firme nos extraña]

Elevando velas [sucia calidez del prado verde]

El viento nos ama [afiatado a sus ramas un árbol]

Partíamos a la muerte [nos recuerda en iniciales]

Los peces no sabían de esa suerte. [la muerte si]

En la hundida noche de sal, viento y soledad, todo nos anuda a las almas y sus hilos dorados, somos la nimiedad hecha carne y miedo.

“Hombre al agua” todos dejan botas en cubierta, nadie olvida su alma, cruza frontera entre el aire, sumergiéndose con la oscuridad turquesa y gélida del mar.

Lo vimos perdiéndose entre “remolinos” feliz, parecía ir a un lugar esperado y buscado por su alma, él no caía al fondo, llegaba a casa.

Había salido hace años, cuando nació y ahora recordó su raíz de arena y mar, podía respirar tan libremente, su alma de humano nos dejó apenas se lanzó a vivir.