Antes de Instragram – Mikey McMichaels

Para este sábado último del año, presento a un joven artista de la fotografía erótica, de nacionalidad estadounidense, lamentablemente no existe Wikipedia sobre este fotógrafo y sólo tengo imágenes admirables y la sencillez de mi poesía.

mcmichaels

No hace falta ver nada para saber dónde está su corazón y nuestros ojos.

Keira Grant
Keira Grant

Eso es estar desnudo, frente a un sofá, frente a un lente y aún así ser musa en blanco y negro.

Blueriverdream
Blueriverdream

Las sombras saben de luces y las musas saben darle vida.

mcmichaels

Si la miras a sus ojos, sabrás que su cuerpo está impregnado de ti.

Bruma…

wp-1481938145027.jpg

La paz de su respirar es bruma entrando por la ventana de mi habitación, ese aire húmedo colándose en las sábanas, la escucho y el viento trae cortados los gemidos del alma, la piel yace en pliegues indescriptibles, una lengua nueve se mueve, el sonido es constante, se asemeja al mar en calma, a la arena copulando con el viento y al silencio de tu pecho esperando el gran salto. las vocales una a una esperan la señal, el tilde de tu garganta, ese tono profundo que amarra al cuerpo cuando lo desata, fluyes y no eres espíritu, eres tan material , carne de la carne, embebida, volcada, perdiéndote gota a gota.

Retrocedo el tiempo y vuelvo al silencio, antes en la nada te imaginé semidesnuda en tu cama, con el calor de la noche revolcándose por tus venas, tus manos en plegaria viajaban juntas al encuentro, tus labios húmedos desde antes de la veneración, el alma era un hilo, una soga apretando las alas, esa trenza que enrosca los deseos desde el cuello hasta los tobillos, te retuerces en cada giro, sientes, vibras y sin volar el aire se cola por la dermis, un beso de agua transcurre en tu nuca.

Ahora reaccionas, sientes las hebras y la seda de su estructura parece amarte desde dentro, se enredan con la sangre y envuelven cada órgano, visceral como el odio, dulce como un día de primavera, sincronizas las convulsiones y en cada relajo, tus piernas se extienden y afloran las luces y su cadenas interminables, ese hermoso agobio de la trama detrás del telón.

Eres la artista principal y las luces inundan tu piel hasta hacerte desaparecer, puedes volar en los últimos suspiros, casi mudos, casi todos, se embarcan entre tus piernas antes de hacerse de las aguas en mayor profundidad, la victoria saborea tus labios y enardecida te elevas.

Se podría decir que es un viaje único, al unisono, con la fragancia hundiéndose y las velas ardiendo en la proa, hasta el nacimiento de Venus es un paseo al parque, ante, esta epopeya de silencios vivos.

Pude ver sus alas abiertas con el viento a favor de cada orgasmo, se recogían las amarras, un beso y se fue, en la bruma.

Antes de Instagram, Jan Saudek

Felices fiestas para todo el mundo bloguero, siguiendo con mi entrada de sábado dedicada a un reconocido fotógrafo erótico, y en mi incesante búsqueda y aprendizaje, tengo el honor de presentar a  Jan Saudek de origen checo, sufrió las penurias de muchos por ser de familia judía, sin embargo sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, junto a su hermano y padre. Desde ya anticipo el tratamiento a las imágenes es crudo, grotesco, los ambientes propicios y el uso del color exagerado, justamente para provocar a ciertas realidades.

Los textos al pie de cada imagen son de mi autoría

 

wp-1482504216344.jpg

“Extravagante son los sentimientos con tanto color encima.”

wp-1482504205719.jpg

“Mamá cuida de mi, no soy tu madre, somos gemelas.”

wp-1482504230475.jpg

“Esculpe un deseo con tu boca, házme a imagen y semejanza de tus deseos.”

wp-1482504360269.jpg

“El amor es un niño observándonos desde alguna ventana en el futuro.”

wp-1482504246722.jpg

“Yo la quería desnuda y ella supo imaginarse húmeda.”

wp-1482504314566.jpg

“Enciéndete le dije, prefirió hacerlo con lo demás.”

Ciertamente esta vez me excedí con la cantidad de imágenes, deben reconocer en este artista de la fotografía su búsqueda más allá de los  o las modelos a trabajar, construye ambientes sórdidos la mayoría de las veces completamente desoladores, siempre he dicho y reitero esta vez, soy aprendiz de muchas cosas y puedo tener hasta mal gusto, sin embargo, eso no quitará mi apetito por conocer el mundo a través de los ojos de otros. La fotografía es otro tipo de libro a leer y aprender de sus historias.

Antes de Instagram

Feliz sábado estimados amigos poetas, fotógrafos y lectores habituales, espero sea un día provechoso en sus actividades y si algunos descansan como yo, pues mejor aún. Hoy les traigo al maestro húngaro Ferenc Berkó, nació en 1916 en la ciudad de Nagyvárad y dejó de existir el año 2000 en Aspen, Colorado. Cabe destacarlo como impulsor del color en la fotografía. La mayor parte de su variado trabajo no trata el cuerpo humano y sus desnudos, sin embargo, logra destacadas imágenes a mi entender y sentir de la belleza femenina, he aquí algunas de ellas.

Antes, una frase que define el logro de este fotógrafo, “You opened up a whole new world for me.” – Eliot Porter, 1951, in praising Berko’s color photographs

En las sombras no hay luz, sólo el instinto guía.

Yo hice un poema para develar esa tela y fue hermoso ese sentir, http://bit.ly/2heRHhG

wp-1481372037689.jpg

Espero que sus corazones sean espirales en mi boca.

wp-1481372051367.jpg

Organza, esa inquietante transparencia de la imaginación

Jesus is my homeboy by David Lachapelle

David Lachapelle, adjunto enlace Wikipedia para quienes desean saber más de él.

http://bit.ly/2cDzfiu enlace a Wikipedia

Como siempre me destaco por ser un insolente a la hora de usar imágenes y crear composiciones literarias, he aquí de nuevo. Todas las imágenes son propiedad intelectual de David Lachapelle y la poesía de mi autoría.

La última cena

Quién reparte el pan y el vino

siempre tiene un as bajo la manga,

hasta las migajas se lleva,

el hambre es más real por él.

Lavado de pies

Arrodillada, cerca del suelo

donde perteneces, ahí volverás,

después de dejar bien limpios

con tu sociedad higiénica.

Detención de una prostituta

Las calles también son mias,

esta chica tiene cara conocida

y aunque el tiempo pasa,

hay oficios con más historia e interés, divino.

Diversidad

Existen tantos colores, y,

debieron tocarme los primarios,

rubios, negros y latinos,

dónde dejaron a los más desterrados.

Los pecados

Vengan, los conozco muy bien,

algo modernos para exhibirse,

mis preferidos los más hermosos,

casi intocables desde que nací.

Rojo


Le temo a tu desnudez

al rojo satinado en tu piel,

te miro decidida a estrenar

el cuero soportará a la mente.

Tus caderas nacieron

para debutar en ese vestido,

el color de tu alma

hecho algodón en tus pechos.

Aún corres desnuda por la habitación,

me dices estar preparada,

ya estás vestida para amar,

subo las faldas para besarte, roja tela.

Hemos demorado nada en desvestirnos,

y el rojo se pasea por tu boca,

golpea tu rostro y vuelve a ser sangre,

un vestido y mil fantasías, antes de la noche.

Le couple, Léon Herschtritt (1973)

Cuenta hasta mil, respírame,

en anverso o al revés,

pierde la cuenta, los números,

su orden, quién va primero o después.

Te das cuenta qué el tiempo, no sabe,

dónde empezamos a contar,

dónde la gota se nos une y corre,

dónde dejamos dos para ser uno.

No me cuentes, degústame,

provoca ser consecuencia de tus besos,

gira por completo tu boca en mi sexo,

derrapa en la humedad y habítame.

Gime despacio y no te pierdas más,

seamos es pareja, que por distinta a las demás,

se ama hasta las entrañas babear,

ven amor, te invito a beber de mi cuerpo.

No hablaré…quince y final

Se tuerce mi mirada

en su espinada sensación,

tan sólo recorro, el tiempo

de su piel y las fragancias

con toda la imaginación.

El vaivén de tu figura,

subyuga hasta la era del color,

los embates del lente, las locuras

de la humanidad y sus culpas,

quedan para la posteridad.

El tibio deseo geométrico

trastoca todas las formas,

las humanas en la mente,

las fotográficas en la paciencia

de darle redondez a la imagen.

He hablado por los deseos en imágenes,

volando mi cabeza en ello,

he vuelto a nacer de una mujer,

estética, silenciosa, moderna,

he quedado mudo en su piel.

Silencio, parte dos

Incluyo esta excepcional pieza musical para acompañar mis palabras.

​Íbamos a ser hojas entrelazadas, eternas, perenes, billantes ante los demás, nuestras ramas amantes,nos llevarían hasta el cielo por las noches desnudas, queríamos amarnos bajo la luna cuando se abre como flor.

Íbamos a ser primavera y viajar con el viento, conocer el mar de su boca, de su sal, de sus nubes, en la hondonada tristeza reiríamos como locos, dos locos, el eco sería tal que jamás sabrían cuántos éramos al empezar.

Íbamos a ser una danza de arce y abeto, nos llamarían Stradivarius, podríamos ser recordados por centurias, ensimismadas, escuchándonos, todo ese río de savia nos llevaría a soñar todo lo posible, encordados y forjados entre capas de barniz junto a la pasión.

Íbamos a ser amantes desde las raíces hasta la copa, frondosos, nos abrazaríamos toda la vida, lustrosos y bestiales, arrojados al cielo, los nidos sucumbirían con nuestra historia de amor y vivirían, miles de momentos más acuñados entre el verdor y el amor.

Íbamos a ser tantas cosas, desde semillas que nos venimos amando, desde la concepción misma como dos grandes árboles, solamente que nadie les dijo, no tuvieron tiempo de avisar y avizorar, que nacimos con una cordillera entre las costillas separándonos de por vida.