Imaginario de perdidos

Hace días perdí de vista a mi compañero, los fines de semanas cada uno larga para su lado, eso lo acepto. He dado pistas y nada, lo típico, altura, última hora en verle, el look y aspecto físico (atlético como yo). Agradezco de corazón porque no ha quedado “piedra sin dar vuelta” en busca de él, además, no creo sea negativo su posición de izquierda, les dije incluso que yo soy de derecha y era nuestra diferencia la que más agradaba a Tomás, porque éramos sus calcetas deportivas preferidas.

Anuncios