Una mujer con sombrero

¿Se desnuda sin él?

hay más piel que un sombrero,

oculta sus mariposas,

le da sombra a sus ojos,

descansan los pensamientos.
Habrá que desnudar su boca

para sentir escalofríos

de sólo desarla beso,

de sólo sentirla lejos,

besarla será igual que Chagall.
Uno sabe los límites del sombrero,

del alma desbordada

se aprende observando,

de los escondites de una sonrisa,

mas la silueta muestra todo.
Su cabello cuelga al igual

que esa vieja canción,

de Silvio y todos los amantes

de un cuadro de una mujer con sombrero,

aquí termina mi poema desnudo.

Anuncios

Historia de amor, la mañana, diez de Enero


La mañana tenía aromas de su boca,

[era mirar un beso descubierto]

fresca, desconocida y hambrienta.

[una brisa confundía mi lengua]
El sol abufandado de edificios

[se enredaba entre el concreto del pavimento]

nos miraba de rebote por los ventanales.

[nuestros besos eran la rosa cromática]
Sus ojos eran otra boca, dulce vidriera

[yo vi correr en el fondo la alegría]

de espasmos y llantos, olía a amor.

[latía todo entre su lengua de amor]
Nos besamos y ahí supimos de suspiros

[aprender el sabor de la mañana]

ese devenir de los orgasmos del alma.

[reconocernos parte del otro, toda la boca]

Volar

Yo quería volar sobre ella,
ser la sombra engulléndola
el ave regresando del vacío
con el hambre del cielo,
la quería sola, egoísmo nuestro
abriendo sus alas, sus brazos,
pintar sus pechos con un millón de bocas.

Hacer en su vientre un concierto
al aire libre y arder los maderos,
prendernos fuego a contra viento,
desafinar en las notas risueñas,
ahogar cada tecla en tus caderas,
montar un espectáculo pirotécnico
con el juego de los colores en las manos.

Desnudos, si desnudos, rozarnos,
sentir el pulso hundiendo el letargo,
chuparnos dulces, almíbar de cuerpos
devorados en una cama de algodón,
volver a la adolescencia de los sentidos,
jugar a escondernos en nosotros,
sin contar hasta tres, salir y darnos un beso.

Dibujarnos y rompernos en ese instante,
lanzar acuarela sobre los recuerdos,
ser de oro y plata, fundir los metales
con sus ejes de sangre y volar como antes
cuando éramos ángeles cantando al amor,
soñar que era cierto este sueño sideral,
volver a cerrar los ojos y despertar.

Historia de amor, música, diez de Enero

image

Sabrá Martynov lo dulce
de sus labios, cuando escuchamos
los violines, tratando de ensalzar
cada beso que nos dábamos.

Cada nota sinuosa colándose
por las comisuras de los te amo,
abrazados a los labios
un arpegio de besos sonaban.

Nos miraban los músicos, “molto felice”,
en la punta de las lenguas, vibraban
los tonos más agudos y el eco,
nuestros besos al compás del amor.

Volvían seduciendo con su paz de cuerdas,
el corazón entre nuestros dedos,
de pentagrama teníamos la piel,
sentíamos la tinta hundiéndose hasta el alma.

Sabiduría

image

¡¡Sabes!!
Quisiera despertar
a las 3 de la madrugada
y hacernos el amor,
y mi boca le diga
a tu cuerpo cuánto te deseo.

¡¡Sabes!!
Quisiera que me despertaras
a las 3 de la madrugada
y hacernos el amor
y tu boca le diga
a mi cuerpo cuánto me deseas.

¡¡Sabes!!
Tengo unos llenos por vaciar
en este lado de la cama

¡¡ Sabes !!
Quisiera ser todo el sexo que deseas
[seremos carne sobre carne]
y en estas llanura los dos floridos,
[abrirnos al arado y sus pasiones filosas]
arrasarnos la piel, el tiempo y otras muertes.

¡¡ Sabes !!
Quisiera seas todo el sexo acumulado
[me riegues con tus orgasmos]
y nuestras camas ensalzadas
[el sabor de la piel nos enseñe]
en el fragor de una campaña,
[el cuerpo sea excusa del alma]
asolarnos boca a boca los tiempos y sus muertes.

¡¡ Sabes !!
No quisiera fuese este un poema.

Usted @IpMistica

image

Me bebe en cada palabra que sale de mi boca cuando aparece y transforma mis palabras en oasis para sus ojos, sin caminar mis pasos se hace paisaje de mis letras, evoca los sentimientos más puros en esta piel perdida en mis sentidos. Posa su sonrisa en una frase y el poema cobra vida reclamando letras y desnuda cada una de mis palabras con sus ojos ávidos de amor y sensualidad. Usted es todo el papel necesario para escribir las pasiones iluminadas en una noche de lujuria y es un capítulo a todo color de mis pasiones silenciosas que se desliza con la sensualidad de un verano entre mis manos, es un latido frecuente en mi pecho pero a veces viaja por todo mi cuerpo.

Cuento para mariposas

El : Sí fueras mariposa y en la próxima primavera volarás hacia mi te esperaría cual flor, llenándote de color.

Ella : Si yo fuera Mariposa tu serías mi viento, renacería al alba para verte sonreír a mi vuelo.

El : Sí yo fuera viento te enseñaría nuevamente a volar, con alas sin tiempo y viento de amar.

Ella : Si tu viento, amor, yo refugio, multicolor.

El : En tus alas color destino y en tu ojos infinito amor.

Ella : En mi alma de colores renaciendo nuestro amor.

El : En mis manos tus letras a todo color

Ella : Y en mis ojos tu verano coloreándo mi cielo

El : En tus ramas de bellas manos el abrigo para el invierno de mis alas

Ella : Y el calor de un corazón puro, que te guarde del frio de mi alma.

El : En mis hojas guardo primaveras para almas y besos del viento

Ella : En tus besos deja colgados los te quieros y en la luna cada noche déjame un guardar en dolor que llevo dentro.

El : Ven mariposa de alas rotas con el tiempo y el favor del viento hecho versos volaremos a mejores recuerdos.