“Un disparo de nieve”

Sentí
descargar en mi
la nivea arma de su piel.

Así
la luz de esa ráfaga
perforó mis ojos.

Viví
para escribir
con sangre ardiente.

Debí
haber muerto mil veces
más volveré a recordarte.

Anuncios

Nocturna

Te alzaré sobre mi boca,
seguiré las líneas
desde tus piernas,
con la lengua,
con hambre.

Guiaré mis instintos
entre jadeos de estrellas,
entre fugaces destellos,
en el abrigo
de mis manos
– apriétame dijiste –
así será toda la noche,
todo tuyo
toda mía.

Envolveré mi cuerpo
en el tuyo
– un relámpago –
nos abrirá
nos hará entrar
en ambos
desde nosotros
hacia nosotros.

Deslizaré
los dedos bajo tu cabello,
en tus ojos la noche
será cada parpadear
será cada orgasmo
será cada silencio
será hermoso
una herida
nuestra vida.

Nuestras miserias
– un desafío ardiente –
– ‎una palabra en la boca –
– ‎una mirada al compás –
desnudas la piel
fecundas nuestras salivas
los besos pariendo deseos.

Te bebo copa
– cuerpo / alma / simbiosis
te bebo toda
– muerdo / calma / combinación
te beso loca
– fuego / llamas / abrasadora
te busco más.

Vuelo en tus alas
– carne rosa –
en el rugido del roce
– frágil aroma –
en la piel húmeda
– dulce que moja –
nace un suplicio
se dice más y se vive más.

Horizonte

La prosperidad del horizonte
está tapiada de luz,
el camino es un tinglado
machihembrado.

Son nubes pintadas al carbón
sin atril, sólo tiempo,
nadie entiende el entramado
duele al armarse.

Cabellera llevada por el viento
verdaderas serpientes (medusa)
a mano alzada por la viga mayor
nadie te espera (aunque parezca)

Cae junto al sol (imaginario)
en el zig zag de tu cabello,
lejos, sentado y resignado,
la figura difuminada.

A esta hora también te amo

Cómo sobrevive la gota
– al ruidoso espanto de la sequía –
cuando tus ojos son horizonte
– se quiebra el cielo y la gota muere –
entre tus pechos deshecha.

Levitas esponjosa
eres la roca
la arena
el mar y
el color.

Sueño
huelo a ti
envuelvo
mi única boca
en tus labios, todos.

Eres mar
– lo presiento –
la tangente de las olas
viene a mí
sabe a mí
¿ sabe de mí ?
hago cruces
– con la lengua –
sin decir
sólo te nombro
en cada ola
con el amor
hecho universo.

Vuelvo al cuadro general

Me alejo
– sigues ahí –
el mar no te toca
– tampoco yo –
las nubes salen volando
la imagen es gris en escala obvio
– sin embargo los colores eres tú –
el fotógrafo petrificado quedó.

Tu rostro, tus brazos, tus piernas
– más todo lo demás sigue intacto –
tu plano vientre, tu ombligo y tú
– masterpieces it’s every women –
en el silencio de la tarde el viento aleja –
la evidencia de nuestra estadía.

Costilla

Música de Hans Zimmer para la película Interestellar.

Princeton University Ballet

Coreografía de Veronica Edwards

“La mujer proviene de la costilla del hombre.”

Tímida

una promesa dormida
un pensamiento por crearse
miles de preguntas en gestación
miles de pasos sin dar.

No es la sombra

Está ahí
sin saber a dónde ir
intuye / huele / escalofríos
la costilla respira
los sextos sentidos.

Levanta tu mirada

Ahora las respuestas
hacen una enciclopedia
sus dedos adiestrados
tuercen nuestra realidad
– es suya la pregunta –
la vida se hizo mujer.

Entonces anda

Haz el camino del hombre
guía / conduce / crea
con el universo aliado
las estrellas brillan cada noche
fugaz / deseo / sean
sal del hombre para apoyarlo
para ser protegida
nunca herida.

La daga

Llegan al templo
huestes / hordas / vulgo
la sed de la carne afilada
nada sacia a su paso
la mujer blande su cuerpo
esquiva solo el aire,
recibe
noble,
acude
al silencio,
la gota riega la tierra
– multiplicados los sin sentidos –
cruz / penitencia / evidencia
una mordaza de siglos
rompe el letargo,
ve / vuela / vive.

El sueño

Una cúpula
esa esfera de dos
comparten el mismo espacio
unir / respirar / ser verbo
ambos sostienen
manos / pies / corazón
eslabón de un sueño
abrazo de almas iguales
un salto interior
un apoyo exterior
inicia
devela
sugiere
invita
la danza completa
la unidad básica
la necesidad eterna
la vida nace con amor.

Domingo de Pink Floyd – Young Lust

La adrenalina es un grito al vacío
– te liberas mientras cae por tus venas –
no hay eco, no hay ruido, no hay silencio
– corre más rápido hacia los músculos –
sólo acción, locura y parece divertido.

Ahora tu sangre llena de vida
– saltas, gozas, al parecer vives –
fluye fuera de tu cuerpo e invade
– las cruces caen y abren sus piernas –
no hay mejor religión que la no religión.

Te jactas de ser el mejor y ríes loco
– pobres a los que no apruebas –
una máquina de felicidad contenida
– almacenas en envases pequeños –
inhalas mierda exhalas más mierda.

Ven vuela conmigo, mete tus narices
– inunda tu pecho de furia hermosa –
vamos, ven te digo, de esta no huyes
– nadie saldrá ileso de aquí me oyes –
despertar es la droga más dolorosa.

Historia de amor, el encuentro de película, trece de enero

Subí por las escaleras,
llevaba una enciclopedia
en mi mente,
un tic tac en el pecho,
el sudor recorría mi nuca.

Los extras no me miraban
tal cual sus papeles dictaban.

– un día viernes idéntico –
– ‎el calor de siempre –
– ‎una estación más –
– ‎el murmullo ineficaz –
– ‎las luces del set imitando al sol. –

Cámara

Entro en escena
– encuadre perfecto –
– ‎pasos seguros –
– ‎las tomas se suceden –
– ‎el sonido de mis pasos –

Acción

Nos miramos y comenzamos a besar

Corten

Seguimos besándonos, para nosotros es real
el misterio de la originalidad,
expuesto en unos besos
nadie nos molesta
– el silencio respetado –
– ‎bajan las luces y los micrófonos –
– ‎sin representantes los novatos –

Nueva toma
¡¡ Toma dos !!

Esta vez subo por las otras escaleras

¡¡ Corten !!

Vuelvo a subir por las escaleras
– la veo y guiño un ojo –
– ‎inprovisamos –
– ‎en el mismo beso giramos –
– ‎la levanto lentamente –
– ‎su cabello roza uno de los micrófonos –

¡¡ Corten !!

(escuchamos risas en el set)
de nuevo a las escaleras
– maquillaje empieza con los retoques –
– ‎el sudor es natural –
– ‎subo de nuevo pero esta vez –
– ‎al estilo de never kissed –
– ‎lentamente me acerco –

Nos miramos y volvimos a besar,
con toda la verdad en los labios,
sin palabras entre medio,
sin luces, sin extras,
éramos nosotros, sólo nosotros,
era nuestra escena preferida.

Repetíamos en cada beso,
ese incansable viernes trece,
la bendición del abrazo,
la gloria del encuentro.

Las aventuras de Rústica y Puntilloso, cuarta parte

Mientras Rústica busca el viento para desordenar su cabello, Puntilloso peina las “ies” antes que los puntos vayan a parar a los álamos como cierta pelota de rugby (historia para otro relato).

Como soldaditos de plomo en batalla caen las comas y por más que Puntilloso intenta detenerlas no hay caso. Rústica pasa descalza y se clava un paréntesis cuadrado que yace desmayado patas arriba. Ambos ríen, Puntilloso recoje el descalabro y arma un puzzle para Rústica, ella hace sopa de letras para almorzar.

Luego viene un merecido descanso en el sofá, ella acomoda su cabeza en las piernas de Puntilloso, ella escucha atentamente poemas sobre una historia de amor y una lágrima corre en ambos rostros, si algo tienen en común son las historias de amor desde un domingo y un viernes.

Secan sus lágrimas con besos y ella desordena las palabras en la boca de Puntilloso, Rústica sabe enloquecerlo con tímidos besos y grandes ojos. Él vuela por los aires, tan liviano ese sentir, tan emocionante vivir al lado de una mujer única de pantalones campana y risa a carcajadas.

Continuará…

You are not real

Vex Voir – figura.nyc

Pintarrajeada en grafito
[noir, gris, sombre, pénombre]
en escala de grises
[toutes les couleurs de la femme]
de forma feroz
[avec faim]
ligera y alucinante
[lumières sur la peau]
cuajada lentamente
[la lune décroissante]
viva, vivible, vivaz.

Voluble y mágica
[comme la mer de la tranquillité]
delgada figura
[comme des couteaux la nuit]
de bella hermosura
[comme des griffes d’amour]
compleja, dispersa
[fantastique, unique, réel]
imagen, imán, mujer
[acier inoxydable dans le désert]
todas en una.