Ser – Breves

Yo pensaba que el mar eras tú
– y el viento rozaba la piel –
te abrías para mi como presagio
– desnuda avanzabas en mi –
podías esculpir con tu humedad
– luego me hundía feliz –
cada refugio de mis pensamientos
– ahí el vacío era hermoso –

Imaginario de Venezuela

Si el hombre fuese de piedra un golpe sería nada,
Arrancarías miles bajo la tierra y volverías a restaurar la roca muerta,
Si la mujer fuese hiedra un corte sería nada,
Esperarías la primavera para verla germinar a la tierra devuelta,
Si un hijo fuese siembra una cosecha menos sería nada,
Plantarías sus restos para entre maizales y trigales ver sus revueltas.

Pero el hombre es patria, la mujer bandera y sus hijos una nación.

Antes de Instagram – Henri Cartier-Bresson

Buenos días de sábado con aún nieve en Santiago, este día les presento al que es considerado padre del fotoreportaje Henri Cartier-Bresson en su nombre encontrarán el enlace a Wikipedia. Ahora unas fotografías y mis consabidas letras.

Iba en bicicleta cuando me detuve a ver tremenda imagen, me acerqué y no sé qué sucedió. Ahora nadie me ve. ¡¡Hey!! el de la cámara, por favor me ayudas a salir, estoy entre los pechos de la joven.


Ese día fue memorable, habíamos sorteado ascensores en mal estado e interminables escaleras, el bus nos esperaba y un señor nos dijo, — chicos les puedo tomar una foto saltando esa gran posa de agua. Nosotros que podíamos haber rodeado simplemente, accedimos. Preparó la cámara, la luz era perfecta y los amigos en el bus se reían de nosotros, “modelos”. Listo –dijo, salta niña. Tomé su mano, dió un mal paso y se zambulló soltando mi mano. Me fui solo en el bus después de golpear al viejo de la cámara.


Tan bravucones estos “señores toreros” y desde acá mientras me abanico del calor, puedo escucharlos cotilleando sobre el toro que viene, es de Barcelona y ha matado a varios de sus ídolos, falta que deba bajar yo a darles una lección. Hombres tenían que ser, hasta yo me veo mejor de entallada en esos pantalones, pero claro, es “cosa de machos”.


La vida desenvolviéndose como una rueda, que gira y gira, hasta que la muerte nos tumba para siempre.