Antes de Instagram – Fernando Lavoz

Buen sábado para todos los que pasan a curiosear por aquí, hoy traigo nuevamente a un fotógrafo chileno y en esta oportunidad con parte de su trabajo “detenidos desaparecidos” la parte triste de nuestra historia contemporánea. Fotografías tomadas en el museo de la memoria por Fernando Lavoz.

Fernando Lavoz – Museo de la memoria
Fernando Lavoz – Museo de la memoria

Dónde están, ahora son una imagen en la pared, un recuerdo arrancado fulminante, un destello, una guía para el resto de nuestras vidas.

Nos recordarán cómo nosotros a ellos, son tantos, son tantas familias, madres, hermanos, tíos y primos, también padres, esposos (as) e hijos, siempre serán hijos de una madre con sus brazos extendidos, esperando su regreso, aguardando su eterno luto.

Dónde están, habrán olvidado el camino a casa, y pensar que su habitación está tal cual la dejaron esa mañana fresca y fría de septiembre.

A lo mejor se fueron, cruzaron fronteras y ahora viven una vida paralela, algunos bajo el mar, otros en el árido desierto, en cambio los menos se quedaron dormidos en una isla, o en el Estadio Nacional.
Gracias a este fotógrafo, se ha corrido Lavoz y por fin podemos vernos las caras y comenzar a vivir una vida estática y nueva. #pioresná

Anuncios

Historia de amor, su versión, trece de enero



“Nuevamente cuento con las palabras de amor desde su tinta y corazón, gracias mi vida.”

Ese día tus ojos incrédulos giraban en torno a todo, y los nervios te brotaban por todo el cuerpo
Hasta que pudiste fundirte en mis ojos
Y de allí no te despegaste
Se multiplicaron los minutos
La gente que pasaba era solo un fondo de escena
Y fuimos uno en todos los sentidos
Y nos quedo más claro que nunca que ese bendito día en que nos vimos no fue una simple casualidad
No fue un capricho del destino
No fue una paradoja riéndose de nuestro futuro
Fue el futuro eligiéndonos para un nuevo comienzo
Y allí en tus brazos encontré mi hogar, y sé que en mi mirada encontraste tu paz.

Head – Pablo Picasso, 1946

Una diosa de líneas sinuosas
– advierten sus ojos relevantes –
se parece a la libertad y a Afrodita
– la corona de amor y flores –
hay honestidad en cada pensamiento.

A mano alzada emerge
– el cabello vuela sin aire –
como diría Miguel Ángel
– la redondez de su mirada invita –
solo retiré el exceso de silencio.

Este trazo bendito y loco
– aunque parece pensativa –
dibuja una mujer eterna
– cabila entre tus sugerencias –
única y tangible de papel.

Indicada como la última
– es todo lo que deseas sea –
la esperanza de todas
– un suelo hecho semblanza –
la mujer trascendental.

Tête de femme – Pablo Picasso, 1962

Pablo Picasso – tête de femme

Pregunten dónde comienzo al artista, cuál de las líneas habla de él en mí, cómo un hijo de su madre en alabanza, o cuándo esta mujer es amante.

Acaso puedo ser un espejo de la eterna búsqueda, del hombre dentro de la mujer, del futuro en un pedazo de papel, del silencio eterno consejero.

Serán cinco colores suficiente para desarrollar una etapa del artista o simples antojos, delirios, otra torpeza en pos de la exaltación.

Pablo Picasso – 1936 Le Sauvetage


“Quién resistirá cuando el arte ataque” Luis Alberto Spinetta

El cuerpo humano es una obra de arte
– se nos resiste el alma a cuajar –
desde su concepción por amor o pasión
– se nos entregan las herramientas –
de ahí la fragilidad misma de la idea
– se nos presenta en todas las órdenes –
viaja por la venas labrando su regocijo.

Las líneas vierten sus colores y mana
– un trazo sin definir evoluciona –
un paraíso inexistente suele aparecer
– cuántas veces más saldrá algo nuevo –
así la historia del arte es un ser humano
– cuantos soñadores sigan existiendo –
se desliza y crea belleza sin precedentes.

La vida del artista
Emigra con sus trabajos

Salva el alma
Auna su cuerpo
Ulula entre reglones
Vivaces colores
Entrega solidez
Tenacidad
Ante la naturaleza humana
Gracia única
Empezar desde el rescate.

Domingo de Pink Floyd – Run like hell

Un domingo tranquilo
– como cualquier día –
lees periódico al desayunar
– el tiempo es letanía –
el aire de calma se rompe
– nada adviertes absorto –
las ventanas explotan
– aturdido por el estruendo –
la puerta vuela de cuajo
– tu rostro se desfigura –
entra el caos legalmente
– las evidencias son nimias –
siente que debes correr
– y no sabes por qué –
te golpean antes de arrancar
– y no sabes por qué –
azotan tu cabeza al suelo
– aún procesas las noticias –
de una patada devuelves el té
– aún tratas de entender –
otra patada y vomitas el pan
– tarde es, logras escuchar –
desaparecen junto con tu paz.

“El mar parece tranquilo cuando las corrientes arrasan con toda su paz”

Antes de Instagram – Zaida González Ríos

Aunque el sábado comenzó a girar hace varias horas en el mundo, les deseo un feliz día a todos. Hoy nuevamente traigo una artista de la fotografía de origen chilena. En su nombre encontrarán enlace directo a su propia página web Zaida González Ríos.

Antes de leer su biografía constaté el estilo de Jan Saudek y casualmente mi pequeña experiencia dió en el clavo sobre el proceso de fotografías en blanco y negro para luego ser pintadas, solamente que éstas últimas tienen algo más local.