Historia de amor, aprender, veintinueve de marzo

Qué hemos aprendido en estos años, conocernos más, demostrar cuánto nos necesitamos, sin embargo aún no desaprendemos el pasado, las heridas continúan abiertas y nos recuerdan cada vez que llevamos la mano al corazón.

Qué hemos conocido estos años, a valorar nuestra alma y rodearla de paz, a encender nuestras esperanzas, proteger mutuamente el amor y luchar juntos, reconocernos fuertes y débiles a la vez, pero unidos para vencer.

Qué hemos dejado estos años, muchas lágrimas sin recojer, la otra mejilla ofrecida pero la mirada en alto y la paciencia de sabernos más pegaditos, en silencio hemos botado ese peso y liberado el andar, luz incandescente que rompe viejos esquemas.

Qué hemos construido estos años, el tiempo nuestro, esos pedacitos llenos de vida y alegría, de comprensión y compañerismo, por el simple hecho de reconocernos en la mirada, amar sin pasado. Tú y yo para toda la vida.

Anuncios

Laguna

Photography by Finch Linden

El reflejo sincero del agua
esculpe sombras
donde el alma no se haya.

Escribe con los dedos
repeticiones en ondas acumulables
y vagas.

Sobre todo cuando nada
interrumpe la grácil comunicación
de lo obvio.

Lo perverso del espejo de agua
no está en admitir lo que no se ve,
más bien persiste.

Quiera usted osar romper
el reflejo de su alter ego
y la idolatría de sus entrañas.

¿ Dónde están las flores ?

Dónde están cuando más las necesito,
en un beso urgido de vida
o en la comisura de tu corazón,
acaso en los bordes de tu alma.

Dónde están tus labios,
apurados con las horas
deberé correr el velo del día,
tomar tu cara con ambas manos,
y morder el rojo de tus pétalos.

Dónde están las flores,
por más desnuda en tu cama
explore el sentido del origen
y vuelva desde tu sexo,
hasta tu rostro húmedo de amor.

Dónde estamos,
en la frontera de un parque
entre el carmín natural y fragante,
o en el magenta de una camisa
un hermoso viernes en Santa Ana.

Un abrazo en la noche

Un ave de fuego sin refugio
— el frío instalado en la espalda —
extraña su nido, su compañera
— el silencio parece mofarse —
vuela guiado por la voz, el llamado.

09-05-18 12:36

Rondar antes de caer con las estrellas
— el sueño vence al deseo —
en picado, sin control, sin advertencia
— morir de frío parece real —
ver el final pasar por tus ojos.

09-05-18 13:29

Un ave muere antes del abrazo
— la noche deambula por la mente —
necesario para incinerar
— ebria el alma por la ausencia —
la amarga vida del intacto cielo.

09-05-18 17:44

Un ave reniega el celestial dominio
— a veces los caminos de la piel —
prefiere la ardiente paciencia
— son noches sin la pareja ideal —
de un abrazo nocturno y eterno.

09-05-18 17:49

Historia de amor, volver a verte, veintinueve de marzo

Nos volveremos a ver en medio de las compras, recorriendo una ciudad por conocer, tranquila en comparación a Santiago y no menos pequeña como es El Imperio.

Seguiré las curvas de tus pasos ya sea en sandalias bajas o botas con grandes tacos, porque quiero escuchar cuando pidas las cosas como se piden allá y si me escuchas reír es porque me voy acostumbrando.

Luego y tomados de las bolsas iremos despacio, me enseñarás todo aquello de lo cual venimos conversando y seré tan feliz por hacer poemas a cada sencilla razón que nos sigue uniendo.

Al llegar a casa, dejaremos todo en su lugar, tú encima mío y los demás sabrán qué hacer, pero a nosotros las ganas de mirarnos fijamente y amarnos jamás se nos acabaran.

I dreamed a dream

Inspirado en el tema homónimo de Les Miserables de Victor Hugo

Soñé que soñabas conmigo
y el pasado aún no lo inventábamos,
soñé que rompíamos la barda
que nos separaba y apresaba.

Soñé con tu voz y mirada,
como quien sueña en días de primavera,
soñé que podíamos con todo
aún estando con el cuerpo en el lodo.

Soñé que tus pasos me guiaban
con la divina providencia a la buena vera,
soñé que juntos, codo a codo,
salíamos a enfrentarnos con lobos.

Soñé que los buenos días consigo
cuando sueñas que nos amábamos
mucho antes de esta vida falsa
que solo era tiempo de hacerla nada.

Don’t smoke baby

No fumes esta noche “baby”
los mosquitos llegarán por montón
a tomarse el azúcar del “bourbon”
mañana dirás “the whiskey faded”

“Please baby” no fumes aquí,
lo dijo reverendo en su sermón
dejen el cigarrillo y el alcohol,
El de arriba destila “all it’s sacred”

Nena no luces bien “smokestack lighting”
te quitará el resto de nuestro amor
porque temo que no oyes tu corazón,
estás muriendo my sweet darling.

Hoy te despedirnos “Don’t fight anymore”
dear god, sweet lord, embrace her world”
she’s not a bad girl, she’s just in love,
the whiskey and cigarrette light up.

El adiós de un día

Inspirado en el poema Farewell de Pablo Neruda y las fotografías de Fernando

Amo los colores del puerto
que besan y se van,
amo los naranjas a rabiar
y al segundo ya no están.

Amo los horizontes medios muertos
que anuncian su final,
amo los poemas que aún escritos no están
y en ellos te puedes embarcar.

Amo la fotografía y su amuleto
que dan fortuna a la orilla del mar,
amo el instante como un talismán
te aferras a él y tu suerte echada está.

Yo la quise con el pelo suelto
como gaviotas a la mar,
un día está y al siguiente te vas
a besar otros puertos qué más da.