Antes de Instagram, Jan Saudek

Felices fiestas para todo el mundo bloguero, siguiendo con mi entrada de sábado dedicada a un reconocido fotógrafo erótico, y en mi incesante búsqueda y aprendizaje, tengo el honor de presentar a  Jan Saudek de origen checo, sufrió las penurias de muchos por ser de familia judía, sin embargo sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial, junto a su hermano y padre. Desde ya anticipo el tratamiento a las imágenes es crudo, grotesco, los ambientes propicios y el uso del color exagerado, justamente para provocar a ciertas realidades.

Los textos al pie de cada imagen son de mi autoría

 

wp-1482504216344.jpg

“Extravagante son los sentimientos con tanto color encima.”

wp-1482504205719.jpg

“Mamá cuida de mi, no soy tu madre, somos gemelas.”

wp-1482504230475.jpg

“Esculpe un deseo con tu boca, házme a imagen y semejanza de tus deseos.”

wp-1482504360269.jpg

“El amor es un niño observándonos desde alguna ventana en el futuro.”

wp-1482504246722.jpg

“Yo la quería desnuda y ella supo imaginarse húmeda.”

wp-1482504314566.jpg

“Enciéndete le dije, prefirió hacerlo con lo demás.”

Ciertamente esta vez me excedí con la cantidad de imágenes, deben reconocer en este artista de la fotografía su búsqueda más allá de los  o las modelos a trabajar, construye ambientes sórdidos la mayoría de las veces completamente desoladores, siempre he dicho y reitero esta vez, soy aprendiz de muchas cosas y puedo tener hasta mal gusto, sin embargo, eso no quitará mi apetito por conocer el mundo a través de los ojos de otros. La fotografía es otro tipo de libro a leer y aprender de sus historias.

102…

Nadie me invitó a esta fiesta,

ni la vida, ni la tierra,

llegué sin grandezas,

de ahora en adelante seré una piedra,

ni un sijo que escribe,

ni una Parra que recuerden.

Nica quiero concejales en mi casa,

para eso tengo mi perro,

Hans Ehrmann sabio,

da consejos cuando ladra,

también “cuando calla porque

nunca está ausente.”

Normandia y el día D

ya no sé cuando cumpliré

los ciento y tres,

me quedo mejor callado,

regando mis ojos con poemas,

antipoemas para ser exactos,

no vaya a ser que me pille,

ustedes saben, el de arriba.

Pa’ todos los lectores, no se pierdan,

conmigo no hay alabanzas certeras,

tampoco cartas de contrabando,

ya casi ni leo si no es de memoria

y de lo que me acuerdo, además,

quién llega a los ciento dos cuerdo.

Rabioso nunca, contemplativo siempre,

los ojos del alma siempre quieren ver

la trastienda de la vida y sacar flores

desde la chistera de los años, tengo mis trucos,

ustedes todos que los saben, vengan cuando quieran,

total no los atenderé, sólo a Paula.

Llegar

Artist, Brad Kunkle, #illustration

Huyo de ti en mi,

voy en viaje,

aunque subas por las escaleras,

recorras pasillos,

golpeando puertas

y sepas que estoy,

contestaré después.
Abriré una ventana pequeña

admirando el cielo propio,

contaré estrellas,

hablando con la luna

sobre sueños montados

en fugaces momentos

que brillaron como sus hermanas.
Me vestiré desnuda en un espejo,

algo de afuera siempre entra,

hablaré con la belleza interior,

sobre cosas cargadas con sus voces.
Cuando abra la puerta no te quiero ver,

debo llevarte de amuleto,

el amor es una especie, extinta, quemada,

atrapada por otros, deshojadas margaritas,

un camino llamado vida, desvanece todo.
Dónde estás, no llegan tus rosas,

el perfume de tu alma, no me digas,

tratas de imitar mis pasos,

encerrado quedarás, entimismado,

adentro y sin espejos no podrás verte,

encontrar tus ventanas, tú hablas solo.
Te dejo en tu paz y ese bendito pequeño gigante,

el ego sabrá llenarte de flores sin perfume,

robar años que son segundos en otras conciencias,

morir antes de volver a ser niño.

Una mujer con sombrero

¿Se desnuda sin él?

hay más piel que un sombrero,

oculta sus mariposas,

le da sombra a sus ojos,

descansan los pensamientos.
Habrá que desnudar su boca

para sentir escalofríos

de sólo desarla beso,

de sólo sentirla lejos,

besarla será igual que Chagall.
Uno sabe los límites del sombrero,

del alma desbordada

se aprende observando,

de los escondites de una sonrisa,

mas la silueta muestra todo.
Su cabello cuelga al igual

que esa vieja canción,

de Silvio y todos los amantes

de un cuadro de una mujer con sombrero,

aquí termina mi poema desnudo.

Quién

Art, Magdalena Lutek, photographer
Quién responde

las interrogantes de otro

cuando el camino

se recuesta contigo.
Quién recoge la vida

cuando parece mujer de otro

y atrapa tus ojos

con oropel de amor y sus fiestas.
Quién se planta

al lado del camino

para ver como pisotean

tu alma hecha destino de hembra.
Quien tomará esta antorcha

ha quemado mi noche

esperando ver la luz y tú aún

no amaneces en mi piso.

Newspaper

image

Leo atento las noticias de papel,
frágiles verdades se desnudan,
su piel bien redactada a granel
recoge informaciones que abruman.

Paso página humedeciendo mis dedos,
algo de tinta ruega engrecerme
y quién soy para impedir su naturaleza
de testigo, ojos de letras insertadas.

Hablo tímidamente y la voz es arrullo,
voy meciendo las palabras y su impacto
recala en mi frente y aparecen mis ojos,
saltan de asombro en cada frase.

Leo textual, sección Poesía, autor: anónimo

Si pudiera escribir sobre tu piel
las noticias del amor y la vida,
hablaría del sucumbir pueril
de mis manos sobre tus rodillas.

Y aunque suene ridículo las besaría
hasta dejarlas advertidas,
aquí empieza mi soberanía
que se extenderá por toda tu fisonomía.

Abriré un paréntesis en tus piernas,
desbordante lozanía,
hundiré la mirada perdida
ahora les toca a mis piernas flectarse más.

Increíble dicotomía bajar para ascender,
clavarse como animal caprino
con pezuñas y dientes, morder el pasto,
en cada risco gozar el roce de las piedras.

En lo alto un eco agita la tierra, letanía,
una secuencia de imágenes escapan
de su boca a mi cuerpo lleno de luces,
brillas conmigo aún sin llegar a lo profundo.

image
George Pitts - Kelsey Dylan

Ahora creo más en las policiales,
ejecutan su información detectivesca
con manos llenas de sangre, amores pasionales
envuelven la vida y la muerte en una gresca.

Tranquilidad esperaba encontrar
al saber de negocios y arte, sin embargo,
me revelan fotografías de una mujer
desnuda con un fondo de noticias.

Ininteligibles en su data y veracidad,
ahora entiendo al carnicero cercano acá,
envuelve en noticias frescas
toda la carne que devora la humanidad.

Muchas letras y nada de fondo,
cierro el periódico en esta oportunidad,
no queda más que respirar hondo,
pan y circo como los romanos en sociedad.

Andrómeda V

96d9db75-7175-4c93-97f9-22b6660bf406
Andromeda by Sir Edward John Poynter, 1869

 

Acto quinto

Perseo y Andrómeda

Argos nos recibe como nuestro hogar sagrado,
así nuestra hermosa primogénita Gorgófone,
y los Perseidas serán una huella eterna de amor,
reinarán más allá de nuestros sueños y tierras.

Micenas gran obra de nuestra descendencia
gobernada por los hijos de los hijos,
se suceden la corona de Atreo y gobiernan
con justicia, mi casta de reyes y titanes es infinita.

Hoy que no estás mi amada Andrómeda,
todos te pueden ver y guiar si miran al cielo,
convertida en constelación, eres aún más grande
que el mismo amor con el cual poblanos Micenas.