Domingo de Pink Floyd – Another Brick On The Wall

 ¿ Somos nosotros la piedra que se cae desde el muro ?  o simplemente a la fuerza nos transforman en un ladrillo más.

La cuna se mece como siempre, dos hacia un lado y otros dos hacia el otro, los moldes de bebés hombres y los moldes de bebé mujer están listos, salen uno a uno, recién horneados, bonitos y sanos, es lo más importante. Se le debe alimentar con todo lo que aparece en TV, “it is good”, luego si es que todo sale bien entran al sistema, a leer y seguir los pasos de sus padres, de sus hermanos, de sus futuros hermanos y de los primos, (recuerden, necesitamos muchos niños para alimentar con nuestra forma de enseñar a no pensar).

Apenas caminan deben ser llevados a centros especializados para expandir hacia el lugar que decidamos, su mente y hacer hijos felices, engranajes desechables, oxidables, febles, de plástico, biodegradables exigen ahora las industrias verdes, luego, siempre hay un luego, exacto, qué hacemos con tanta mierda (perdón, personal) en nuestras empresas, harán más hermoso el humo cuando se empiecen a quemar o podremos plantar bajo toneladas de basura y esperar tener árboles, esos si que sirven para algo bueno y no cobran sueldo.

Ya están grandes para devolver a la moledora de carne, déjalos que se reproduzcan, te apuesto a que hacen más tornillos, tuercas, correas, bombillas, algo se les ocurrirá camino al despeñadero, siempre se les ocurre algo, y ahí están, devuelta al suelo, a crecer y a formar parte de la gran pared. Ahora debemos hacer un mayor esfuerzo para retenerlos, mal que mal, aprenden artimañas y sus cabezas hacen algo más que mierda, algunos, los callados te pueden explotar en frente con una genial idea.

Al final se hunden entre si y los que escalan para escapar, sueñan con ver la llanura verde y calma que tienen en sus mentes, esos mismos se encargan de mantener a los otros bajos sus pies, solamente despiertan cuando el muro que los vio crecer se desmorona encima de ellos y caen en cuenta que otro paredón los espera, donde todo comienza y las marionetas nunca logran cortar sus hilos. Ahí y sin saber más que hacer se dejan llenar el alma de plomo y otros metales que no nos dejan en paz, alguien debe llevar consigo.

Anuncios

Antes de Instagram – Michael Kenna

Feliz sábado para todos amigos y amigas, nuevamente me dejo llevar por la magia de la fotografía de paisajes, esta vez del lente de Michael Kenna, en su nombre aparece el enlace a Wikipedia, de origen Inglés, sus capturas hablan de magia donde él actúa como un paciente observador.

Desde aquí puedo ver mis raíces abajo en el abismo.

Una suplica blanca nos impide el avance, vamos lento pero llegaremos.

La majestuosa soledad nunca impidió ver más allá.

Mi sentencia era recorrer este camino con la solemnidad de su estatura como verdugos.

Historia de amor, me besó, trece de enero

Para ella mi boca es paisaje
[se abre un horizonte de luces]
suele recordar su estadía
[destellos radiantes de amor]
viene y va con el mar nuestro
[una orilla humedece el alma]
nada la detiene cuando besa.
[nos bañamos en ese recuerdo]

Para ella la palabra chapotea
[el mar se abre y nos espera]
cuando unimos los labios,
[las olas juegan a ser paz]
un pez cruza el mar y olvida,
[la fragancia del amor incita]
en ambos lugares es casa.
[se rompen uno a uno los besos]

Somebody

Alguien debe encender mis palabras,

en una pira poética,

una purga literaria,

alguien debe morir con su garganta

abierta por mi locura lírica.

Alguien debe entender lo inentendible,

la mente de los sentidos,

el sentimiento de las letras,

esa flecha de imágenes

tratando ser metáforas de humo.

Alguien tratará, no estoy seguro,

de buscar belleza en un monte,

llegar a Venus con la lengua seca

y hablar de Marte como una cantina

absorbida por mis deseos de enredarte.

Alguien dictará cátedra para no olvidar

cómo se escribe en realidad poesía,

para tirar mis panfletos por la borda

y ahogar estas pesadas palabras.

Nude

Manantial de carne sutil,

generosa / acuosa / libidinosa,

chorrea sin mirar su desnudez,

se precipita y es río de piel.

Lluvia lechosa de miradas,

amamantan la sequedad de la garganta,

trapica / carraspea / excita,

saberla feliz de alimentarte.

Carnal preámbulo, divinidad espiral,

se ciega el curso, un haz de luz

vierte paciencia ardiente,

el calor / un rayo de fragua / se hunde.

Diluvia / ensordece / enciende,

sin mirarnos, ensimismada esencia,

brota amor por sus pechos, y,

con la mirada bebemos.

D.E.S.N.U.D.A.

Diametralmente opuesto a lo que se piensa, cruzando todas las veredas de la carne en exhibición.

Extiendo mis palabras para cubrir sus necesidades y embellecer lo que mis ojos multiplican.

Solamente cubierta de sentidos, de sensaciones, esas que llenan almanaques de palabras perdidas.

No necesito a la mujer desnuda, yo mismo puedo sacarle​ una sonrisa lentamente​ y me hasta con eso.

Uso la imaginación para entablar un striptease de miradas y provocar sueños escritos en poemas.

Disfruto de una conversación entre sus colores y el tiempo que nos demoramos en volver a empezar.

Admirar desde el centro cómo se abre su boca, elevar sus comisuras y lucir sus dientes.