Recuerdos en blanco y negro

La cama nos extraña
como el calor que no conoce
de medio lado
llenándonos.

image

Una memoria dócil
azota el aire
y ya no somos infierno
llevándonos.

image

Con la paciencia del silencio
admirador
la sutileza brilla
despertándonos.

image

El romanticismo turbio
de una flor
en vaso los dos
bebiéndonos.

image

La llamada de la noche
sólo la escuchan
las paredes
iluminándonos.

image

Imágenes de : René Groebli
Sesión de fotos : The Eye Of Love 1956

Pagan Poetry

Sus palabras, susurros de poemas sucios
en manos descuidadas, hacían ver mi piel
dorada conquista de mentes retorcidas
un séquito de versos añejos en mis entrañas.

Uno a uno entre rimas iban adornando
mi cabeza vacía y muerta de tanto brillo soñado
había en ella tanto dolor pasado
y no supe nada más, quería ser devorado.

al final era yo quién le hablaba en versos
parafraseando sus sueños y mis amuletos
la suerte estaba muerta entre nuestras lenguas
nada más callamos para cuando el cuerpo gritó.

Me vestí de ella para no parecer tan desnudo
desconsolada recogía mis versos de la mesa
acariciaba el sello postal y atesoraba en su pecho
salimos por la puerta del frente y el sol de enemigo.

[Giran lirios negros totalmente maduros]

Althea

Corres desnuda y sangrada
has roto el silencio del espejo
quebranto de palabras silenciosas
nadie llora por tu sangre.

Mojas tu alma y se licua
las ganas de torturar recuerdos
la ambigüedad de tu cuerpo
bamboleando el ambiente.

Fluyes absorta en tu piel
en los demás eres control
paciencia suicida, pudor
acechando en el vientre, hiel.

Nada te ata y la mano sigue envuelta
rechina la soga en tus muñecas
gozas el paso por tus poros
te comunicas por la sangre.

image

Quiero

No quiero ver el cielo bajo tierra
morir mil veces en cada estrella
llorar a destiempo de los ojos
enraizado en cada peldaño.

No quiero ser el río seco
con cuencas saladas sin amar
la rivera despeinada del viento
aleja el espacio entre tu y yo.

No quiero envejecer con los árboles
arrodillado en la tierra
añorando la luz de los faroles
encendidos por saberte bella.

No quiero que me cuentes
sin ser la hoja donde escribas
cada mañana un millón de besos
y en la espigada tarde me vivas.

image

Por qué

image

Harbour of Kowloon – Werner Bischof 1952

Eres la mujer que no llega
me devuelves al mar
con la cordillera
amarrada a la espalda.

Caminas hacia atrás
vendada de la boca
y tus ojos cantan
la melodía del silencio.

Me abrazas vestida de amor
y desnudas mis miedos
de piel, de alma y afectos
desarmas mi vuelo.

Cuando más lejos estás
suelo sentirte entre el viento
frío, seco, cordillerano
a trescientos sesenta y tres
kilómetros sin tu voz.

Voyage in the sky – Christian Schloe

image

Vamos a volar dijeron sus alas
Otrora, acuáticas plumas
Ya era hora de despegarse
Alcanzar el cielo de estrellas fijas
Galaxias de papel celofán
Estiradas sobre la mesa de pool.

Incendiar el viento azul
Nacer a la luz de la noche

Torcer la vista del espejo
Hacia el interior de la mirada
Esculpir nubes en vuelo

Siluetas de algodón
Kilómetros de almas
Yacen mirando nuestro sueño.

Venus

Estás a un palmo de luz
y gravitan mis dedos
en la espesura galáctica
del deseo en piel.

Se trasluce una travesía
dígito a presión las huellas
de mi paso por vos
entonces eres constelación.

Brillan gotas en el cielo
firmando con mis ojos
las hendiduras  del sol
atravesando con su luz.

Venus viene al mar
a nacer entre las olas
de fuego y amor
se sumerge mi mano.

image

Rodajas De Día Amado

De blanca espuma la conocí
ahogada en sus inciertos
delirio tras delirio
cobije su mirada casi muriendo
fui payaso, interprete
para su mundo de oro y cielo.

Ella de tanta luz cegaba
a las flores y al amor
en su piel cercano rogaba
por ser parte de su calor
mas el hambre derramaba
la soledad y yo.

Supe navegar sobre las olas
de su mirada y conocí
las tornetosas noches
donde piedra y olvido se volvía
se naufragaba con todo amor
sollozos, disturbios y alegrías.

Me abrazó lo suficiente
como a la arena el mar
en ese ir y venir, también en devenir
comprendí que de su orilla
jamás iba a arrancar
entre dorados, su palidez y el horizonte.

Image by Jock Struges
Model Anouck Lepere

image

La mujer de la arena

Un amante de arena
grano a grano
en tu piel se disgrega.

Con la violencia
del viento
te recuerda.

Golpea el silencio
aturdido
desenfreno.

Recoge la sal muerta
te hace mar
entre dunas revueltas.

Se va con las horas
en su reloj
no quedan segundos más.

También es de arena
la pasión del rocío
se lleva sus penas.

Imagen de la película “la mujer de la arena”
Dirigida por Hiroshi Teshigahara en 1964

image